_
_
_
_

'Embajada' israelí en Rabat

Israel inauguró ayer en Rabat una oficina de enlace, embrión de una futura embajada, en presencia de su ministro de Asuntos Exteriores, Simón Peres. Al acto asistieron cerca de 200 invitados, la mayoría de ellos miembros de la poderosa e influyente comunidad judía de Marruecos. "Este es el final del boicoteo económico y el inicio de una nueva era de relaciones entre el mundo árabe e Israel", afirmó Peres, que aseguró, además, que con esta oficina quedan oficialmente "abiertos los canales entre Rabat y Tel Aviv".La oficina de enlace estará dirigida por David Dadon, un diplomático que era director de Relaciones con los Estados Árabes en el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí. La decisión fue adoptada conjuntamente el pasado 1 de septiembre, al mismo tiempo que Rabat acordaba la apertura de una representación similar en el territorio autónomo palestino de Gaza. Esta es la segunda sede diplomática israelí que se abre en un país árabe, después de la de Egipto. La inauguración de la sede, que se encuentra en un pequeño chalé de un barrio residencial, se celebró con discreción. No asistieron representantes del Gobierno marroquí. En las próximas semanas se espera que un representante comercial o de enlace israelí se establezca en Túnez, utilizando como sede la de la Embajada de BéIgica.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_