_
_
_
_

Ardanza abre hoy la ronda de negociaciones para formar Gobierno con un PSE indeciso

El PNV considera que la negativa de algunos dirigentes socialistas a entrar en un gobierno de la mano de Eusko Alkartasuna (EA) forma parte de una estrategia del PSE-EE para presentarse fuertes en la negociación y arrancar más carteras en el Ejecutivo. Esto es lo que interpretan fuentes nacionalistas de los escarceos socialistas, justo un día antes de que el lehendakari en funciones, José Antonio Ardanza, inicie hoy la ronda de contactos para explorar la posibilidad de hacer un nuevo gobierno de coalición. A lo largo del día se reunirá con Ramón Jáuregui, Jaime Mayor Oreja y Carlos Garaikoetxea.Las fuentes citadas argumentan que los socialistas aún tienen que digerir lo duro que ha sido para ellos bajar cuatro escaños, lo que les tiene sumidos en una situación de verdadera confusión. En cuanto a EA la tercera pata de un hipotético gobierno tripartito, el PNV espera que no se repitan las circunstancias de hace cuatro años y no plantee un programa de máximos, porque podría meter la negociación en un callejón sin salida.

Campo de juego limitado

Añadieron que el partido de Carlos Garaikoetxea puede mantener sus planteamientos, pero dándose cuenta de la realidad y de que el campo de juego es muy limitado. Fuentes del PNV interpretan que las últimas declaraciones del líder del PSE-EE dejan traslucir que él personalmente es favorable a entrar en el Gobierno, porque la oposición en el País Vasco, más que institucional, es anti-sistema.Estiman también que es erróneo considerar que los dos socios nacionalistas vayan a hacerle la pinza al PSE-EE, porque el Gobierno no va a ser de ideología, sino de programas, subrayando que la clave estará en que los socialistas sean capaces de negociar un programa.

Asimismo, indicaron que depende de su habilidad para saber vender bien lo que hacen, porque hasta ahora han tenido una postura muy errática en el propio Gobierno, y al final la gente no sabía si gobernaban o estaban en la oposición. Tras la ronda de contactos que Ardanza mantendrá hoy y mañana, el PNV reunirá, a sus máximos órganos el viernes para que el lehendakari informe sobre las negociaciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_