Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Luis Borau preside la academia de cine

Su candidatura se propone integrar a los profesionales más jóvenes del medio

El cineasta José Luis Borau, de 65 años, fue elegido ayer presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de forma unánime por el centenar de socios que asistió a la asamblea en la Casa de América. El actor Fernando Guillén y la directora Rosa Vergés completan la única lista que se presentó a la elección. La cineasta catalana se convierte así en la primera mujer que integra una junta directiva de la academia española del cine. Durante los dos años de gestión que tiene por delante, la junta quiere aumentar el número de socios y atraer a los profesionales jóvenes.

Marisa Paredes, Pilar Miró, José Luis Garci, Ana Mariscal, Manuel Gutiérrez Aragón, Juan Luis Galiardo, Antonio Giménez-Rico y Tina Sainz son algunos de los votantes que apoyaron ayer en Madrid la lista única de Borau, que sustituye al fallecido Fernando Rey.Los asistentes debatieron, a puerta cerrada, temas como la creación de la Escuela de Cine en la Comunidad de Madrid, las celebraciones que conmemorarán el centenario del cine y el caso de la serie televisiva El sexólogo, retirada de las pantallas de TVE. "Estamos estudiando la posibilidad de hacer constar nuestra protesta contra la medida adoptada", afirmó Borau, director de la serie para televisión Celia, emitida el año pasado.

La presencia de la directora catalana Rosa Vergés, de 39 años, en la nueva directiva obedece al interés en acercar a los jóvenes profesionales. Según José Luis Borau, "la Academia está ansiosa de gente joven". "No queremos que nos asocien a vejez, conservadurismo o burguesía", añadió. Con ellos, Borau quiere aumentar los actuales 500 de la Academia. Vergés, cuya segunda película, Souvenir, lleva una semana en las carteleras españolas, asume la segunda vicepresidencia con un interés muy preciso. "Quiero despolitizar el cine español para que el espectador se reconcilie por fin con él", señaló.

Además, la directora que sorprendió al medio cinematográfico hace cuatro años con Boom boom, su primer filme, quiere servir de puente entre los profesionales catalanes y los de Madrid. "Barcelona está muy lejos y allí hay mucha desinformación", aseguró Vergés. La cineasta no está asustada con las nuevas tareas burocráticas que se le avecinan. "Después de dos películas, me toca un periodo de generosidad y quiero entregar mi tiempo a la profesión. Es bueno que los cineastas activos participen en la Academia", comentó.

El primer acto público de la nueva directiva será la designación de la película que representará a España en la próxima edición de los premios Oscar de Holywood. La decisión será dada a conocer hoy en la Sociedad General de Autores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de octubre de 1994