Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

4.000 millones de fotocopias ilegales se hacen al año en España

En España se realizan anualmente 4.000 millones de fotocopias de material protegido por derechos de autor, lo que supone una pérdida de difusión de unos 40 millones de volúmenes y dejar de editar 3.000 nuevos títulos al año. Además, si se lograse erradicar esta práctica los precios de los libros se podrían abaratar hasta un 30%. Éstos son los cuatro argumentos, basados en diversos estudios, de la campaña de sensibilización de la opinión publica que a partir de mañana pone en marcha el Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO), entidad que gestiona los derechos de propiedad intelectual del 93% de los autores y editores españoles.La campaña, que cuenta con el apoyo institucional de la Unesco y del Ministerio de Cultura, tendrá por soporte la televisión -mediante anuncios un tanto tremendistas-, el lema Una fotocopia más, un libro menos, y un coste de 52 millones de pesetas.

Miguel Mangada, presidente de CEDRO, dijo ayer que los 4.000 millones de fotocopias ilegales, de un total de 26.500 millones de fotocopias que se realizan cada año en España, supone que autores y editores dejen de percibir casi 12.000 millones de pesetas. Mangada añadió que el nivel de fotocopias ilegales en España es similar al de otros países occidentales.

Francisco Bobillo, director general del Libro, subrayó que la intención de la campaña no es dificultar la labor de universitarios o investigadores sino atajar el fraude de quienes han convertido la fotocopia de textos en poco menos que una industria. Actualmente, CEDRO autoriza únicamente la fotocopia del 10% de un libro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de octubre de 1994