Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco Mundial redujo sus préstamos un 12%

China, que recibió 3.070 millones de dólares, fue la más beneficiada por las ayudas

LAS INSTITUCIONES DE BRETTON WOODS. El Banco Mundial (BM) publicó ayer su informe anual. Es el primer documento dado a conocer por las instituciones de Bretton Woods -el banco y el Fondo Monetario Internacional- con motivo de las reuniones de su 50º aniversario y de su asamblea anual, que se celebrarán en Madrid desde esta semana hasta el 6 de octubre. El pasado ejercicio, el banco concedió a los países en desarrollo préstamos por un total de 20.836 millones de dólares (2,7 billones de pesetas), lo que supone una reducción de 2.860 millones con respecto al año anterior. La institución justifica esta reducción por el aumento del flujo de capital privado hacia determinadas zonas. En 1995, sin embargo, prevé otorgar préstamos por valor de 25.000 millones de dólares. China ha sido el país más beneficiado por las ayudas.

El Banco Mundial concedió en el pasado ejercicio 1.993-1994 préstamos por un total de 20.836 millones de dólares (2,7 billones de pesetas), lo que supone una reducción de 2.860 millones con respecto al ejercicio anterior (un 12%), según se pone de manifiesto en el informe anual que este organismo acaba de hacer público en Madrid. Los responsables del banco achacan este descenso al incremento que han experimentado los flujos de capital privado, al tiempo que afirman que el banco decidió recientemente poner menos énfasis en el crecimiento de los créditos concedidos y más en la calidad de los proyectos que financia. China fue el país más beneficiado por las ayudas.El banco, que a partir de esta semana celebra, junto al Fondo Monetario Internacional, su 500 aniversario y su asamblea anual, insiste en su informe en mantener una actitud lo más colaboradora posible, tanto con otros organismos y entidades que puedan cooperar en la financiación de los proyectos como con los beneficiarios de los mismos. De ese modo, en el ejercicio pasado, de un total de 228 proyectos, 96 contaron con la participación de los principales interesados.

Menos para ajustes

Igualmente, destaca el declive de los préstamos otorgados para financiar programas de ajuste, que representan ahora el 12% del total frente al 17% del año anterior, "lo que demuestra la relativa madurez del proceso de reformas acometido en muchos países, especialmente de Latinoamérica, Oriente Próximo y norte de África". Los préstamos a los países más pobres pasaron de 10.379 millones de dólares el año anterior a 9.435 millones.

Del total de los préstamos concedidos por sus dos organismos: el Banco Internacional para la Reconstrucción y el Fomento (BIRF) y la Asociación Internacional de Fomento (AIF), China fue la nación más favorecida, con préstamos por un total de 3.070 millones de dólares. "China", dice el informe, "parece capaz de conseguir un alto y sostenido crecimiento económico sin alta inflación", pese a que advierte que son necesarias medidas estructurales para corregir los desequilibrios, tanto presupuestarios como en el sistema financiero. México, con 1.530 millones en préstamos, y Rusia, con 1.520 millones, se encuentran entre los países que más préstamos recibieron.

Por áreas geográficas, la caída en los préstamos otorgados por el BIRF fue más significativa en Latinoamérica y el Caribe, así como en Oriente Próximo y el norte de África, y en el sur de Asia. Aumentaron, sin embargo, en el este de Asia y Pacífico y en África.

La agricultura fue, una vez más, el sector que recibió mayor proporción de préstamos (un 18,8%), seguido del transporte (15,8%). La financiación destinada a recursos humanos (educación, población, salud y nutrición) representó el 15%.

Uno de los aspectos que más destaca el banco es la financiación en apoyo de un desarrollo en consonancia con la protección del medio ambiente, lo que el organismo denomina "desarrollo ecológicamente sostenible", al que se dedicaron 10.200 millones de dólares, casi la mitad de la suma total de préstamos. Asimismo aprobó otorgar ayudas por 30 millones de dólares a los territorios ocupados de Oriente Próximo. Ha otorgado su primer préstamo a Camboya y ha reanudado las ayudas a Vietnam.

Para el año próximo, el banco prevé reducir sus gastos un 6% "y acrecentar la eficacia de sus oficinas regionales". El presupuesto operacional de la entidad es de 1.400 millones de dólares para 1995.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de septiembre de 1994