Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director del Atlas Asni afirma que los asaltantes conocían el hotel

Salá Edin Naciri, director del hotel Atlas Asni, está convencido de que quienes cometieron el atraco conocían tanto el edificio como el funcionamiento del hotel. "No se puede decir, vistas las consecuencias, que el atraco estuviese bien planeado, pero es evidente que no fue un robo al azar", asegura.Según Naciri, de 44 años, los tres enmascarados "entraron por un pasillo de servicio que pasa inadvertido para quien no conoce el edificio". Además, añade, llegaron a la hora -10.30 de la mañana (12.30 en España peninsular)- en que se hacen las cuentas y se suma todo lo recogido el día anterior para llevarlo al banco.

Sin embargo, el miércoles, la caja fuerte estaba cerrada y a mano sólo se encontraban dos sobres que contenían 101 billetes de 100 dirhams, es decir unas 135.000 pesetas.

Naciri dice estar "personalmente seguro" de que se trataba de delincuentes comunes con poca experiencia en el manejo de metralletas. "Hay balas por todas partes y eso es porque no sabían muy bien cómo utilizar sus armas" .

Otro de los puntos que ha llevado a Naciri a concluir que se trataba de "delincuentes novatos" es el que decidieran hacer el robo sin tener un coche esperándoles en la puerta para huir. Los tres enmascarados entraron por un pasillo ya disparando tiros de intimidación y tras el robo se hicieron con el coche de una mujer que lo estaba estacionando en ese momento.

La empujaron y se llevaron el vehículo que abandonaron poco después. La mujer, asustada, pasó mucho tiempo escondida en un autobús que había en el aparcamiento, y por ello se creyó, en un primer momento, que la habían tomado como rehén.

Matanza estúpida

"Ha sido una matanza estúpida que no tiene nada que ver con un atentado", destaca Naciri. El miércoles había en el hotel, que tiene capacidad para 680 personas, 250 españoles, pero no se dieron escenas de pánico, aunque sí de confusión generalizada.

La dirección del Atlas Asni, un hotel construido en 1987 y situado en el centro de Marraquech, procedió de inmediato a reparar las lunas destruidas y a dar aspecto de normalidad al amplio vestíbulo. Pero aún es posible contemplar los impactos de bala en las inmediaciones de la caja, de la recepción y de la central telefónica.

La media anual de la ocupación de Atlas Asni por españoles es del 12%, pero en verano las cifras se disparan. El director descarta cualquier implicación de sus empleados, dos de los cuales resultaron heridos leves por impactos de bala de los delincuentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de agosto de 1994