Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gestor de un vídeo comunitario de Parla captó a 1.000 socios

Carlos Blas Gómez, responsable de un vídeo comunitario ilegal, había logrado establecer una red de 1.000 socios, a quienes cobraba 5.000 pesetas de suscripción y una cuota mensual de 1.000 pesetas, en la urbanización Fuentebella de Parla y en otras zonas próximas. El responsable de la empresa de vídeo, llamada CBG, fue detenido por la policía judicial de la Guardia Civil mientras emitía sin autorización la película El guardaespaldas.

Un miembro de la Federación Antipiratería indicó ayer que el detenido es "un símbolo del fraude desde 1987": el año pasado *fue condenado aun mes y un día de arresto mayor y a una multa de 175.000 pesetas, y tiene otra denuncia pendiente de juicio por la misma acusación.

Las diligencias se iniciaron después de que Walt Disney, Warner Brothers y Columbia Pictures denunciasen la existencia de esta empresa. La Guardia Civil se incautó, en el momento de la detención, de 106 películas, un magnetoscopio, una mesa mezcladora y un modulador de emisión. En un comunicado, las compañías perjudicadas cifran en 10 millones de pesetas las pérdidas que les ha supuesto la actividad de Carlos Blas Gómez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de agosto de 1994