Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA mata de un tiro en la nuca a un empresario citado en el 'informe Navajas'

Un presunto activista de ETA asesinó esta madrugada en la parte vieja de San Sebastián a José Manuel Olarte Urresti, implicado como sospechoso en el llamado informe Navajas sobre contrabando y narcotráfico elaborado años atrás por la fiscalía de esta ciudad y ya archivado por el juez por falta de pruebas. José Manuel Olarte fue alcanzado por un único disparo en la nuca mientras jugaba a las cartas en la sociedad Unión Artesana.

Olarte, conocido como Plomos y Pistolas, era amigo del empresario José Antonio Santamaría, investigado judicialmente por la misma causa y asesinado asimismo por ETA en circunstancias similares.El atentado se produjo pasada la una de la madrugada muy cerca de la plaza de la Trinidad, escenario del festival. intemacional de Jazz que se celebra en San Sebastián.' Un individuo corpulento y con gafas penetró en el local, poco frecuentado a esa hora, y tras situarse a la espalda de Jose Manuel Olarte ordenó a los parroquianos que se tirasen al suelo antes' de disparar su arma. La víctima cayó agonizante, y el asesino huyó con la pistola en la mano aprovechando la confusión.

Testigos del atentado señalaron que el asesino gritó por dos veces al comprobar que era tomado a broma. "Oírnos gritar algo y luego un ruido de petardo y todos pensamos en una broma hasta: que vimos que ese tipo se largaba corriendo con una pistola", señaló uno de los testigos. Olarte estaba situado en una de las mesas cercanas a la ventana del local.

José Manuel Olarte Urresti, de 42 años, antiguo ertzaina de la primera promoción, fue citado en el denominado informe Navajas de la Fiscalía de San Sebastián como un elemento clave de las supuestas tramas de traticantes que operaban en la capital donostiarra. En el informe, posteriormente archivado por falta de pruebas, se atribuían a la víctima "contactos con los miembros de las Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado". Se sabe que la Fiscalía de San Sebastián investigó a Olarte, pero las pesquisas no llegaron a sustanciarse. Olarte fue trasladado en gravísimo estado a la residencia de la Seguridad Social de San Sebastián, donde falleció a las dos de la madrugada. La víctima presentaba un disparo con orificio de entrada en la nuca y sin salida.

Efectivos de la Ertzaintza cortaron los accesos a la parte vieja de la capital donostiarra y registraron los vehículos que abandonaban esa parte de la ciudad. El alcalde de San Sebastián Odón Elorza se personó en el lugar del atentado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de julio de 1994

Más información

  • Atentado en la parte vieja de San Sebastián