Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El féretro de Kim II Sung recorre por última vez las calles de Pyongyang

El féretro del presidente Kim II Sung recorrió ayer las calles de Pyongyang ante decenas de miles de llorosos norcoreanos, muchos de ellos al borde de un ataque de histeria. El Gran Líder falleció el pasado día 8, a los 82 años, y ayer su hijo Kim Jong II, de 52, heredó el título de Gran Patriarca que ostentaba el fallecido.

Los analistas esperan que el traspaso formal de poderes, el primero dinástico en la historia de los regímenes comunistas, se produzca hoy tras la ceremonia fúnebre a celebrar en la plaza que toma su nombre del extinto.

Ayer, el féretro de Kim II Sung paseó a marcha lenta y ante decenas de miles de norcoreanos por las largas avenidas de la capital, sobre el techo de una limusina rodeado de flores y precedido por otra que portaba un retrato gigante de quien gobernó Corea del Norte desde su creación, en 1948.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de julio de 1994