Mario Benedetti arremete contra la censura de los gobiernos y de los editores

San Lorenzo de El Escorial - 14 jul 1994 - 22:00 UTC

El escritor uruguayo Mario Benedetti, de 73 años, dijo ayer que el escritor debe de tener un papel activo y no dejarse censurar "ni por un Gobierno ni por un editor". Para el autor de La voz y la palabra -que participó en el seminario La edición cultural en nuestros días, dentro de los cursos de verano de El Escorial-, lo terrible no es "demorar" la publicación de un libro sino que éste salga "mutilado".

No se mordió la lengua Mario Benedetti durante su intervención en el seminario La edición cultural en nuestros días, que ayer se celebró en San Lorenzo de El Escorial, dentro de sus cursos de verano. Según el escritor uruguayo, el autor no debe aceptar las presiones de los editores porque ello sería "una censura autoritaria del editor. Yo no acepto imposiciones", aseguró, mientras recordaba una experiencia que tuvo en España cuando intentó publicar su novela Gracias por el fuego, censurada por Carlos Robles Piquer, porque atentaba contra "el honor, la familia y la paz", añadió con sarcasmo.Durante su intervención, el autor uruguayo defendió también el futuro de la poesía diciendo que ésta es "inderrotable a pesar de no tener publicidad y de contar con la alergia de los editores". Para él, la poesía sobrevivirá, ya que la historia de los pueblos antes que por la novela "pasa por la poesía". Después describió lo que para él es el mejor editor: "Es un buen lector, un gozador de la buena literatura".

Benedetti distinguió entre "editores exigentes" y "editores piratas". Los primeros "cumplen sus contratos" y los últimos "se olvidan de pagar", aseguró.

El autor de La tregua, que acusó a los Ministerios de Cultura latinoamericanos de desinteresarse por los aspectos culturales, se lamentó por el desconocimiento reciproco que existe entre los escritores españoles y los latinoamericanos y criticó a los autores europeos que "cuentan menos cosas" que los latinoamericanos. De la criba salvó a los escritores españoles de la nueva generación, entre los 30 y los 40 años, que "cuentan historias y lo hacen muy bien".

Además, anunció que va a tomarse un año sabático para poder terminar la novela en la que está trabajando, ya que "no me dejan quedarme en el mundo que uno crea para poder terminarla", se quejó el autor de La voz y la palabra. Finalmente desveló que prepara un libro de poemas y un ciclo de canciones titulado Canciones nobles y sentimentales con el cantautor Fabero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 14 de julio de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Sudoku difícil

Mejora día a día tu nivel con nuestros cinco niveles de dificultad

Lo más visto en...

Top 50