_
_
_
_
_

Ankara reconoce haber infligido más de 2.000 bajas al PKK en 1994

El Gobierno turco aseguró ayer que 2.090 kurdos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, separatista) han muerto en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad y del Ejército desde principios de año en el este y sureste de Anatolia. Las fuerzas gubernamentales mataron a 13 nacionalistas durante el pasado fin de semana.El comunicado del ministro del Interior, Nahit Mentese, indicaba también que otros 7.195 terroristas (término oficial con el que Ankara se refiere a los activistas kurdos) han sido detenidos en el mismo lapso de tiempo y que 226 se han entregado a las fuerzas de seguridad.

El Ejército turco está inmerso desde principios de primavera en una campaña de envergadura en el sureste del país, poblado esencialmente por kurdos, con el propósito de liquidar al PKK antes de fin de año. La rebelión del PKK, desencadenada hace una década contra el centralismo de Ankara, ha causado más de 12.000 muertos entre policías, soldados, rebeldes y civiles.

Un comando del PKK hizo ayer saltar por los aires en el sureste de Turquía el oleoducto que une la zona petrolífera iraquí de Kirkuk con la costa sur de Turquía. El oleoducto no funciona desde que en 1990 Irak invadió Kuwait.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_