Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

D'Alema sale elegido como líder de los ex comunistas italianos por amplia mayoría

Una amplia mayoría del Consejo Nacional (249 votos frente a 173 del contrincante, Walter Veltroril) sancionó ayer la elección de Massimo d'Alema como secretario general del Partido Democrático de la Izquierda (PDS), que se produjo al mediodía, mucho antes d lo que se esperaba. De poco sirvió el pronunciamiento de las federaciones, hace una semana, en favor de Veltroni, y menos aún el apoyo explícito que ayer le prestó el secretario saliente, Achille Occhetto.

MÁS INFORMACIÓN

"Verdaderamente, ahora sí que no somos ya el PCI (Partido Comunista de Italia). Hemos optado entre dos candidatos, y un secretario tan importante que ha fundado nuestro partido ha venido aquí y ha declarado que su voto no era para el nuevo secretario. Es normal y justo que las cosas puedan ser así en una fuerza libre y abierta que no tiene una nomenklatura ni prepara las sucesiones", dijo D'Alema nada más ser elegido.Se sabía que la mayoría de los dirigentes nacionales del PDS habían expresado su preferencia por D'Alema en el mismo referéndum, realizado vía fax, que reveló el apoyo de las federaciones a Veltroni.

Todavía el pasado jueves los rumores de pasillo confluían en la previsión de un virtual empate y de una dificultad de los dos candidatos para superar los 249 votos en que quedó establecida la mayoría cualificada.

La unidad del partido, consigna recurrente de los dos contendientes durante la campaña, fue reiterada en cuanto se conoció el resultado. Lo primero que hizo D'Alema fue abrazar a Veltroni y asegurar que "Walter tendrá un cargo muy especial".

También dijo que "Occhetto tendrá todavía un papel en el partido", aunque la actitud del secretario general saliente, que aludió como motivo de su dimisión a supuestas traiciones de E)'Alema, es problemática. Occhetto llegó ayer al Consejo Nacional cuando D'Alema había iniciado ya su discurso de réplica, aceptó el aplauso que, cuando terminó el candidato, le ofreció la platea, votó, dijo que lo hacia por Veltroni y abandonó la sala antes del escrutinio.

D'Alema, que aseguró haber apoyado a Occhetto durante su mandato "sin hipocresías", piensa el PDS como "una gran fuerza autónoma" capaz de ser la oposición, aun en el supuesto de que no se alcance "la unidad de toda la izquierda". Veltroni representa, en cambio, la tendencia hacia una nueva experiencia: constituir la gran coalición, de todos los demócratas.

Massimo Cacciari, el filósofo y alcalde de Venecia, reiteró ayer que no puede "valorar en abstracto si es mejor D'Alema que Veltroni", e insistió en que el error ha sido elegir el secretario sin abrir un gran debate previo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de julio de 1994

Más información

  • Fracaso del protegido de Occhetto