Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RELIGIÓN

Los colegios tendrán enseñanza evangélica el próximo curso

Los centros públicos y los concertados los que no colisionen con su ideario ofrecerán la clase de enseñanza evangélica el próximo curso. La Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (Ferede), que agrupa a 14 confesiones protestantes, negocia con el Gobierno el convenio que permita regularizar lo previsto en el acuerdo de colaboración firmado con el Estado, vigente desde noviembre de 1992. Este acuerdo establece el derecho de los alumnos que lo deseen a recibir clases de enseñanza evangélica tanto en los centros públicos como en los concertados.

Luis Corpas, responsable de la Consejería de Enseñanza de la federación que agrupa a los protestantes españoles, estima que unos 60.000 escolares elegirán el próximo curso la clase de enseñanza evangélica, que será, como la asignatura de Religión y Moral Católicas, materia optativa. Actualmente, y aunque no existe un convenio que regularice la situación, lo que dificulta la generalización de la oferta en todos los centros, unos 70 profesores protestantes imparten clases de Enseñanza Evangélica a más de 2.500 alumnos. La autorización para impartir clases de enseñanza evangélica es facilitada por el Consejo General de la Enseñanza Religiosa Evangélica, organismo creado por la Ferede en 1993. En la Iglesia católica, los obispos acreditan a los profesores de religión.Los protestantes españoles, a diferencia de lo que reivindica la Iglesia para la asignatura de Religión y Moral Católicas, no aspiran, en sus negociaciones con el Gobierno, a que la enseñanza evangélica tenga materia alternativa. Esto es, que el alumno que no elija esta asignatura se vea obligado a estudiar otra. "No tenemos ningún interés en que haya un alumno que esté en el centro por algún tipo de presión, de circunstancias ajenas a la propia demanda de la asignatura, que es libre", justifica Corpas.

Puntuar la conciencia

La cuestión de la evaluación de la asignatura, que también enfrenta al episcopado católico con el Gobierno, tampoco representa un problema para los protestantes españoles. Corpas señala que, en sus negociaciones con la Administración, la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas no plantea la evaluación y puntuación de la enseñanza evangélica. "No se puede calificar una asignatura confesional, porque tiene un carácter moral y espiritual. La conciencia", concluye Corpas, "no se puede medir poniendo una nota del 1 al 10". Los protestantes proponen una evaluación "cualitativa", sobre actitudes, y que su resultado sea presentado "como un informe personalizado dirigido a los padres o al propio alumno".Todos estos planteamientos de principio de las iglesias evangélicas de España pueden verse condicionados por la nueva regulación académica que se dé para el próximo curso a la asignatura de Religión y Moral Católicas, que actualmente está en negociación. La Religión y Moral Católicas no podrá tener como materia alternativa el estudio asistido -repaso de otras materias- de una asignatura fundamental porque discrimina al alumno que opta por la materia confesional, de acuerdo con dos sentencias dictadas recientemente por el Tribunal Supremo.

En este marco, los protestantes españoles celebrarán los próximos días 1 y 2 de julio en el Palacio de Congresos de Madrid el I Congreso Nacional de la Enseñanza Evangélica. En este congreso se tratará acerca de los materiales didácticos y el desarrollo curricular de la asignatura de Enseñanza Religiosa Evangélica y de la formación del profesorado. También se celebrará una mesa redonda titulada Enseñanza religiosa, educación de valores y Estado aconfesional y a la que está previsto que asistan representantes de todas las confesiones que tienen firmados acuerdos de cooperación con el Estado: Católica, Judía, Musulmana y Protestante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de junio de 1994

Más información

  • PROTESTANTES EN LAS AULAS