Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP quiere que González explique sus acuerdos con el "presidente de CDC"

El Grupo Parlamentario Popular presentó ayer un escrito en el registro del Congreso para que el presidente del Gobierno, Felipe González, explique los apoyos políticos con los que cuenta "y el contenido de los acuerdos a los que ha llegado, al parecer, con el presidente de Convergència Democrática de Cataluña". Con esta fórmula el PP elude para Jordi Pujol su condición de presidente de la Generalitat y de líder de CiU.Pujol eludió ayer pronunciarse sobre la petición de elecciones anticipadas. El presidente de la Generalitat, que se encuentra de viaje oficial en Indonesia, se remitió a sus declaraciones del pasado domingo en las que dijo que no era el momento de adelantar los comicios. Pujol señaló reiteradamente que no quería analizar las palabras de Aznar y comentó lacónicamente: "Nosotros no hemos de mover pieza".

Pujol, quien apuntó el domingo en declaraciones a El Periódico de Catalunya que sólo "un discurso muy especial de Aznar o el recrudecimiento de los problemas en el seno del PSOE introducirían novedades significativas en el debate político", escudó en parte su silencio en la posible "mala interpretación" de sus palabras.

Según la petición de comparecencia del Grupo Popular, los acuerdos de Pujol con González lo serían sólo en su calidad de presidente de uno de los dos partidos que integran CiU, que hasta ahora viene apoyando al Gobierno socialista en el Congreso. Los diputados de Unió Democrática no han roto hasta ahora la disciplina de voto, pero, en privado, mantienen posiciones más críticas hacia el Gobierno socialista que sus socios de Convergència.

Roca y Duran, en contra

El secretario general de Convergència Democrática y portavoz de CiU en el Congreso, Miquel Roca, indicó que la petición de Aznar no es conveniente y que su aceptación "constituiría un gravísimo precedente en la democracia española". En su opinión, la iniciativa del líder del PP "está fuera de lugar", ya que lo que conviene en estos momentos a España es "afrontar los problemas que tiene". El planteamiento del PP no tiene, a juicio de Roca, "ningún precedente en la Europa democrática".

El líder de Unió Democrática, Josep Antoni Duran Lleida, reiteró que su partido le pide al Gobierno que gobierne. "Entendemos que el país no necesita una anticipación electoral, sino que se tomen decisiones importantes". Mientras el Ejecutivo sea capaz de "garantizar la estabilidad" y asegure el reforzamiento de la política económica que conviene a España, UDC es contraria a anticipar las elecciones. De igual opinión es el PNV.

El coordinador general de IU, Julio Anguita, también se mostró contrario al anticipo electoral, pero defendió que González se someta a la cuestión de confianza para que el país sepa "qué piensa cada fuerza política del momento" actual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de junio de 1994