Guerra acusa a Arenas de ocultar al Parlamento sus actividades empresariales

Alfonso Guerra, vicesecretario general del PSOE, pretende que el presidente del PP, José María Aznar, expulse de sus listas a distintos candidatos tanto a las europeas como a las andaluzas. Anoche, en Almería, acusó a Javier Arenas, candidato del PP a la Junta de Andalucía, de "ocultar al Parlamento su participación en distintas empresas". Guerra precisó que no se trata de irregularidades económicas, sino "políticas y, a su juicio, suficientes para que "Aznar lo retire de la candidatura". Lo mismo debe hacer con Mercedes de la Merced, número tres de la lista al Parlamento Europeo, de quien dijo que "lleva el bolso lleno de cruces gamadas".

Con múltiples avisos previos de que iba a decir algo importante, y dejando claro que no atribuía a Arenas ninguna irregularidad económica, dijo lo siguiente: "El señor Arenas ocultó al Parlamento su participación en empresas, durante cuatro años lo ha ocultado, y eso hace que el señor Aznar tenga que retirarlo, o que lo explique".Guerra hacía alusión al registro de actividades de los diputados en el Congreso, en el que debe constar si tienen actividades empresariales. Guerra recordó que habitualmente todas son compatibles y que cualquier diputado tiene derecho a ejercerlas. Todas las responsabilidades las situó en el terreno político.

Fuentes del PP aseguran que Arenas, consciente de que este asunto iba a ser tratado por los socialistas, presentó hace días a algunos medios de comunicación andaluces un documento ante notario según el cual renunció a sus actividades empresariales en 1989. Además, hace dos días presentó su renuncia al Congreso.

En esta cadena de consejos de Guerra a Aznar también le tocó el turno a la número tres al Parlamento Europeo, Mercedes de la Merced. Si hace una semana pidió que se la retirara de la lista por su defensa del franquismo, ayer pidió directamente que la expulsen del PP por haber manifestado que José María Mendiluce, independiente en las listas del PSOE, perteneció a ETA. "Eso es una indignidad", dijo.

En el estilo de Guerra de me ha dicho uno del PP, narró esta confidencia: "Me han dicho que lleva el bolso lleno de cruces gamadas. Os lo digo ahora, esta señora es un personaje peligroso para la estabilidad de la democracia".

El propio Mendiluce se defendió ayer de estas imputaciones, poco antes de que interviniera junto con Guerra y con el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, en el mitin almeriense: "He sido militante de la Liga Comunista Revolucionaria y estoy muy orgulloso de haber luchado contra el fascismo".

Como es habitual, Guerra precisó lo que de él se ha escrito. Anoche aseguró que no había considerado "una estafa" el voto a IU. "Hacen muy bien de votar a IU, pero yo tengo el derecho y el deber de advertir que tal vez con ese voto se hace lo contrario de lo que se quiere conseguir".

González y Guerra arroparán a Chaves en el mitin final de la campaña socialista para las elecciones andaluzas, el próximo día 10. Junto a los tres estarán en Sevilla, en un acto que se celebrará junto al Parque de la Cartuja, el primer candidato socialista a las elecciones europeas, Fernando Morán, y la número uno por Sevilla para el Parlamento regional, Carmen Hermosín.

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción