"Hoy Fellini estaría muerto de miedo", dice Vilallonga

Hoy Federico Fellini estaría muerto de miedo porque tenía un recuerdo terrible del fascismo. Así se expresó ayer el escritor José Luis de Vilallonga en la presentación del libro Fellini por Vilallonga, publicado por EL PAÍS-Aguilar y que fue objeto anoche de un coloquio entre el propio Vilallonga y el periodista Luis del Val, celebrado en el Instituto Italiano de Cultura.Si hubiera vivido hoy, dijo Vilallonga, sobre el autor de Ocho y medio, con quien trabajó como actor, Fellini "estaría muerto de miedo, porque conservaba un recuerdo terrible del fascismo, que fue la amenaza de su infancia y la realidad de su juventud". Para ilustrar la capacidad de ironía de Fellini, Vilallonga reveló lo que explicaba el cineasta: "Los fascistas le dieron siempre gran importancia a los profesores de gimnasia".

En Fellini por Vilallonga se cuentan muchas anécdotas del director de La Strada y ayer Vilallonga contó una, cuando acompañó a Federico a contemplar el trasero de María, una romana del Trastévere: "Luigino", le dijo a Vilallonga luego, "una mañana sin ver el culo de María es para mí como un día sin sol".

Vilallonga ya está escribiendo su próximo libro: El sable del general y son las memorias de un sable que tenía el general Franco. El sable es el testigo de las conversaciones privadas que mantuvo Franco.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción