Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La huelga de los transportes se agrava con sabotajes y roturas

Ayer no había huelga en los trenes de cercanías, pero la jornada fue peor que los días de paro. El robo de la palanca de cambios en 56 trenes dejó las unidades bloqueadas en la estación de Chamartín. Esto provocó fuertes retrasos a primera hora de la mañana. Se vieron afectados 130.000 usuarios, según Renfe.En el conflicto de los autobuses interurbanos se volvieron a producir daños: 25 lunas de autocares fueron destrozadas por unos incontrolados. En algunos casos emplearon bolas de acero, disparadas con pistola desde otros vehículos. Ayer se cumplía la cuarta jornada de paros en este sector, en el que trabajan 7.000 personas. Las perspectivas de acuerdo entre la patronal y los trabajadores siguen todavía lejanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de junio de 1994

Más información

  • MADRID