Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La triste suerte de Bodegas Luis Roldán

La Guardia Civil deja de comprar un vino que se llama como su antiguo director general

Este Luis Roldán no se esconde, pero también tiene un problema. Industrial vinatero, de 30 años, ha sufrido una fuerte caída en sus ventas tras la huida del ex director general de la Guardia Civil. La culpa la tiene una simple casualidad: la marca que figura en las botellas es precisamente su nombre propio: Luis Roldán.Su bodega tiene casi un siglo de antigüedad y está situada en la localidad madrileña de Villaconejos (2.850 habitantes). "El negocio fue creado en el año 1900 por un antepasado mío, y nunca hasta ahora hemos tenido problemas con nadie. Siempre hemos utilizado los mejores productos de la tierra. Sólo elaboramos vino con uvas de la zona. Los vecinos de Villaconejos, aunque bromean sobre el asunto, me compran mis productos porque saben que no tengo nada que ver con el otro Luis Roldán. Pero desde hace unos meses he empezado a notar que algo cambiaba en algunos de mis clientes", relata.

"Los restaurantes me devuelven las botellas porque muchos clientes no las quieren. La Guardia Civil, a quien suministro desde hace años, ha suspendido las compras. Me explicaron que se estaban creando muchas suspicacias. No hay derecho. Yo sólo soy un pequeño industrial al que han puesto contra las cuerdas por una simple casualidad".

Luis Roldán no quiere publicidad. "Soy un simple industrial que está sufriendo injustamente por otra persona. Hay gente que pasa ante mis bodegas y comenta cosas muy desagradables pensando que pertenecen al ex director de la Guardia Civil. No puedo estar a cada rato saliendo a la puerta para explicarles que se equivocan".. La puerta de los locales de este vinatero de Villaconejos está presidida por un letrero en donde se lee: Bodegas Luis Roldán.

"Sé que hay personas que creen que se trata de uno de los negocios del otro Roldán porque muy cerca de aquí está el pueblo de Colmenar de Oreja" (5.300 habitantes). [El alcalde de esta localidad, Antonio García, es uno de los implicados en el caso Róldán. Según la comisión parlamentaria que le investiga, recibió adjudicaciones directas para la construcción de cuarteles por valor de 2.000 millones de pesetas]. "Esto es como una bola de nieve. Alguien lo comenta por primera vez y ya todos creen que el ex director general de la Guardia Civil es propietario de unas bodegas en Villaconejos".

El vinatero vende también, desde hace cinco años, sus productos a algunos cuarteles de la Guardia Civil. Cuando habla de este asunto duda y se resiste a dar demasiadas explicaciones: "Por un lado, no quiero hablar de eso, porque no creo que me vaya a beneficiar; pero, por otro, el. daño ya está hecho. Sólo cuento la. verdad". La Guardia Civil dejó de comprarle a este Luis Roldán hace unos meses el vino de mesa. "No entendía las razones. Pregunté el porqué y me respondieron que no era un buen momento para poner botellas de las Bodegas Luis Roldán sobre la mesa de los guardias civiles. Todavía no he podido hablar con el coronel.-Que comprendiera...". La Oficina de Relaciones Informativas de esta institución armada desconocía ayer el caso. "Es posible que venda a algún cuartel de las cercanías, aunque necesitamos tiempo para comprobarlo. Cada vez es más raro que compremos los productos a pequeños suministradores", se explicó.

El vinatero se muestra además muy molesto con las bromas que se vierten en algunos medios de comunicación sobre su apellido. "Es bastante frecuente escuchar que Roldán tiene las mismas letras que ladrón. Eso es injusto para la gente que compartimos este apellido. No todos somos iguales".

Las bodegas de Luis Roldán elaboran tres tipos de vino joven con uvas de las variedades malvar y tinto fino Madrid. Cuentan con denominación de origen desde hace dos años. "Son vinos afrutados, frescos, elegantes y armoniosos", los define el vinatero. "Y nunca han llevado ningún producto químico. Sería más caro que elaborarlo de forma natural. La uva es muy barata", añade.

Los caldos de Luis Roldán tienen una buena presentación. "Estamos haciendo muchos esfuerzos para promocionar los vinos de nuestra región y con estas cosas te destruyen el trabajo realizado durante años". El precio de una botella de las auténticas bodegas de Luis Roldán es de 200 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de mayo de 1994