Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro guardias ingresaron 4,4 millones en billetes en la cuenta de Luis Roldán

Luis Roldán enviaba a guardias civiles con maletines llenos de fajos de billetes de 10.000 pesetas para que los ingresaran en su cuenta bancaria. Estos agentes, destinados en la Dirección General, depositaron en la cuenta 13.123-8 de la sucursal del BBV de la calle Cea Bermúdez de Madrid al menos 4,4 millones entre 1991 y 1993. El 24 de abril de 1991, el sargento José Galeano Cebrián ingresó dos millones; el 16 de octubre, el guardia segundo Julio Rodríguez Privado ingresó 700.000; el 19 de agosto de 1993, el guardia Juan Antonio Toro Mansilla depositó 700.000, y el 11 de octubre, el guardia Alfonso Fanjul Blanco ingresó un millón.

Esta cuenta de Roldán registró unos ingresos totales de unos 20 millones entre 1990 y 1993, de los cuales 14,1 millones fueron de positados en billetes. Estos cuatro agentes han esta do o están destinados en la Di rección General de la Guardia Civil. El sargento Galeano, que ingresó en 1982 en el cuerpo, se halla adscrito aún a la secretaría de despacho de la Dirección General. El guardia Fanjul, actual mente en Vizcaya, estuvo en la dirección antes de ser destinado al País Vasco. Ingresó en 1991 en el instituto armado.

El guardia segundo Rodríguez Privado está destinado a la compañía de seguridad de la di rección. Lleva en la Guardia Civil desde 1986. El guardia Toro Mansilla, también destinado durante cierto tiempo en la secretaría de despacho de Roldán, ingresó en la Guardia Civil en 1989.

En medios del instituto se rnuestra sorpresa por que estos guardias fueran utilizados como correos con dinero en metálico cuando se podrían haber realiza do los pagos en la sucursal de la Caja Postal de la sede de la dirección, y, desde ahí, realizar una transferencia al BBV. Esta vía, rnás segura que andar por Madrid con maletines menos de mi flones de pesetas, sin duda habría dejado más rastro.

Los movimientos de las cuentas de Roldán en el BBV, remitidos al Congreso al amparo del decreto-ley que levanta el secreto bancario para los cargos públicos investigados, revelan al menos 11 ingresos en metálico, varios de ellos por parte de agentes del instituto armado, cuya explicación escapa a los comisionados.

El ex director general, hoy fugado de la justicia, muestra una sorprendente aversión a las transferencias bancarias o al empleo de talones, y casi siempre ejecuta sus operaciones en venta nilla, con el consiguiente trasiego de maletines cargados de billetes.

El propio Roldán ingresa 2,5 millones en billetes de 10.000 el 28 de diciembre de 1990 y 11,5 millones más el 5 de febrero de 1991. El continuo flujo de ingresos y reintegros mantiene, sin embargo, el saldo en niveles relativamente bajos, con un máximo de 4.041.000 pesetas en junio de 1991.

En la documentación remitida al Congreso figura también un crédito hipotecario de 50 millones al 16% de interés, concedido por el BBV a Europe Capital, la empresa tapadera de Roldán, para la compra de su piso de la calle Platerías, en Madrid.

Lo significativo de este crédito es que, para su concesión, el 1 de abril de 1991, la sociedad de tasación Valtecnic, SA, valoró la vivienda, de 332 metros cuadrados, próxima al paseo de la Castellana, en 129.778.171 pesetas, más del doble del valor en que había sido escriturada un mes y medio antes (60 millones de pesetas); lo que revela que el ex director general ocultó a Hacienda una parte del coste real del piso o realizó un magnífico negocio con la compra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de mayo de 1994

Más información

  • El ex director escrituró en 60 millones un piso tasado en más del doble