Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RELIGIÓN - RELEVO EN EL OPUS DEI

El Opus aborda la elección de Echevarría como sucesor de Portillo

El nuevo prelado deberá ser nombrado por el Papa

La Asesoría Central del Opus Dei inició ayer en Roma los trámites para la elección del sucesor de su prelado, Álvaro del Portillo, fallecido el pasado 23 de marzo. Tales trámites conducirán, entre hoy y mañana, a la designación del actual vicario general, Javier Echevarría, según se daba por seguro en los ambientes de la prelatura. El nuevo prelado electo deberá ser luego nombrado por el Papa.

Un Congreso Electivo integrado por 140 miembros del Opus, que se reunirá por primera vez esta tarde, deberá elegir a partir del nombre o los nombres de eventuales candidatos que fueron seleccionados ayer por la llamada Asesoría Central, un organismo que colabora con el prelado en todo lo relativo al gobierno de los apostolados y a la formación de las mujeres de la Obra.La Asesoría Central, cuya selección no es vinculante, está integrada por ocho mujeres residentes en Roma y por al menos una delegada de cada circunscripción regional del Opus. El Congreso Electivo incluye, en cambio, sólo hombres, sobre todo sacerdotes, pero también laicos.

Para formar parte del Congreso Electivo hay que tener más de 32 años y por lo menos nueve de incorporación definitiva al Opus Dei. Es el prelado quien nombra a los electores. De los actuales, 108 fueron designados por el fundador del Opus, el beato José María Escrivá de Balaguer, y los 32 restantes, por Álvaro del Portillo.

Los electores actuales proceden de 29 países. Entre ellos hay españoles, como Juan Jiménez Vargas, catedrático de Medicina, o Ismael Sánchez Bella, catedrático de Derecho. Siete son obispos.

82 candidatos

Para poder ser elegido prelado hay que ser sacerdote por lo menos desde hace cinco años, haber cumplido los 40 años y ser miembro del Congreso Electivo. En esta elección, hay 82 personas que reúnen tales condiciones.Sin embargo, en todos los ambientes del Opus se da por segura la elección de Javier Echevarría, el madrileño de 61 años que, en 1975, sucedió como secretario general a Álvaro del Portillo cuando éste, a su vez, al fallecer Escrivá de Balaguer, asumió la dirección efectiva de la Obra.

Licenciado en Derecho y Teología, ordenado sacerdote en 1955, Echevarría colaboró estrechamente durante 25 años con Escrivá y luego con Portillo. Ha desempeñado también diversas funciones en la curia vaticana, como comisario de la Congregación para los Religiosos y consultor de la Congregación para la Causa de los Santos, desde 1981.

Echevarría heredará, con toda probabilidad, la dirección de una prelatura que cuenta con 77.000 miembros, según datos oficiales, que son 17.000 más que los que dejó Escrivá de Balaguer a su fallecimiento.

El prelado tiene sobre esa prelatura no territorial las mismas facultades y deberes que un obispo sobre su diócesis. De ahí que deba ser nombrado por el Papa. No hay un plazo fijo, pero todo indica que la designación será efectiva pasado mañana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de abril de 1994