El Parlamento de Sarajevo aprueba la federación de croatas y musulmanes

El Parlamento bosnio aprobó ayer por unanimidad en Sarajevo ratificar el acuerdo para crear una federación entre croatas y musulmanes en Bosnia-Herzegovina. El presidente del Parlamento, Mariofil Ljubic, señaló que de los 122 miembros de la asamblea, 112 votaron. Dos tercios del Parlamento son diputados musulmanes, 30 croatas y el resto serbios moderados, partidarios de una Bosnia multiétnica.Dirigentes bosnios, como el presidente Alia Izetbegovic, y croatas hicieron un llamamiento a los diputados para que ratifiquen este acuerdo de federación. La nueva república prevé el reparto del país en cantones con amplia autonomía y sin seguir criterios de división étnica. La futura Constitución garantizará los mismos derechos a todos los ciudadanos y protegerá el pluralismo político.

El acuerdo debe poner fin a casi un año de guerra entre musulmanes y croatas en Bosnia central y en la zona de Mostar. El alto el fuego entre ambas comunidades se ha respetado desde finales de febrero.

Acuerdo en Krajina

Por otra parte, Croacia y la autoproclamada república serbia de Krajina firmaron ayer en Zagreb un acuerdo global sobre el alto el fuego, favorecido por los diplomáticos rusos que negocian en los conflictos de los Balcanes. El acuerdo debe entrar en vigor el 4 de abril a las nueve de la mañana.Este primer acuerdo global sobre el cese de las hostilidades, incluyendo la retirada de las armas, fue suscrito también por los mediadores internacionales, el noruego Kai Aide, en nombre de la ONU; el alemán Gert Ahrens, en nombre de la Unión Europea, y el comandante de Unprofor en la antigua Yugoslavia, el general francés Bertrand de Lapresle. Los enviados especiales de Moscú y de Washington, Vitali Churkin y Charles Reedman, respectivamente, asistieron a las negociaciones en la Embajada rusa en Zagreb.

El acuerdo prevé la retirada de los morteros a 10 kilómetros y de la artillería pesada a 20 kilómetros de la línea de separación antes del 5 de abril. Mientras tanto, Unprofor estudia los mapas militares para el nuevo despliegue de sus efectivos sobre los 1.600 kilómetros de la línea del frente entre Croacia y Krajina. Una vez terminados los movimientos de armas y de tropas, se estudiará el restablecimiento de infraestructuras y transportes.

El único lenguaje utilizado entre serbios y musulmanes, en cambio, sigue siendo el de las armas. Ayer, un bombardeo de las fuerzas serbias que asedian el enclave musulmán de Gorazde mató a quince civiles e hirió a otros 26, según informó Radio Sarajevo. Un portavoz de la ONU confirmó el bombardeo, aunque sin dar cifras de víctimas. Gorazde es una de las seis zonas de seguridad decretadas por las Naciones Unidas. También el enclave de Zepa fue sometido ayer a bombardeos serbios.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción