Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Menem privatizará los aeropuertos argentinos

El acelerado proceso de privatizaciones continúa imparable en Argentina y ahora le toca el turno a los aeropuertos. El presidente Carlos Menem prepara la liberalización de la industria de la construcción, el sector alimentario y una reducción impositiva sobre el sector turístico para captar inversiones.

Sin entrar en detalles y en respuesta a un empresario norteamericano asistente a la reunión anual del Consejo Mundial de Turismo, Menem dijo: "Aquí vamos a privatizar todos los aeropuertos, así que si usted quiere invertir y ganar hágalo en Argentina".Mientras tanto, prosiguen los ecos al acuerdo de Aerolíneas Argentinas con Iberia. El secretario de Transportes, Horacio Liendo, defendió el acuerdo asegurando que de no haberse alcanzado "Aerolíneas quebraba". "Ahora tiene unas posibilidades de supervivencia que antes no tenía", agregó ante las críticas del diputado de la oposición radical, Rodolfo Terragno, quien sostiene que el compromiso con Iberia sitúa a la empresa en trance de desaparición.

Liendo insistió en que Aerolíneas Argentinas se acercaba a la bancarrota ya que no podía hacer frente a sus obligaciones al haber acumulado pérdidas de casi 500 millones de dólares y disponer únicamente de un capital de 300 millones de dólares. "Sin acuerdo, Aerolíneas entraba en estado de disolución", insistió.

El proyecto de decreto para que Iberia pueda efectuar sus propios servicios de rampa (conocido con el término inglés handling), protestado por la empresa que ahora lo realiza, está pendiente de la firma del presidente argentino. Las compañías aéreas que operen en Argentina podrán acometer por su cuenta este servicio pero en el caso de que decidan contratar otras empresas deberán hacerlo con Intercargo, que dispone de la exclusiva.

Analistas críticos con el acuerdo subrayan que el incumplimiento de contratos ya existentes aparejará la reclamación de quienes sientan conculcados sus derechos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de marzo de 1994

Más información

  • Sigue la polémica sobre Aerolíneas