Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TVG paga 13 millones a la mujer de Cela por una polémica tertulia

Santiago de Compostela

La polémica ha perseguido a la periodista Marina Castaño, esposa de Camilo José Cela, desde que comenzó a dirigir el pasado enero el programa de Televisión de Galicia (TVG), Agora, agora, una tertulia entre mujeres. El PSOE, grupos nacionalistas y profesores de gallego han protestado porque el espacio se emita casi exclusivamente en castellano cuando el objetivo proclamado de TVG es la promoción del gallego. La controversia ayudó a mantener la expectación del público en las primeras tertulias, pero su audiencia ha caído en picado hasta situarse en sólo 34.000 espectadores (un 5%) en el último programa. Fuentes de TVG informaron que Castaño cobra un millón de pesetas por cada uno de los 13 programas contratados, aunque algunos gastos corren por su cuenta.Agora, agora se estrenó el lunes 3 de enero, a las 22.45, con una tertulia sobre el posfeminismo, en la que intervinieron la ministra de Asuntos Sociales, Cristina Alberdi; la mujer de Aznar, Ana Botella; la directora de la revista Telva, Covadonga O'Shea, y la representante de perfumes Loewe, Olivia Hervós. En lunes sucesivos han desfilado por el programa otros conocidos personajes de la alta sociedad, como las duquesas de Alba y Medinaceli, Pitita Ridruejo o la escritora Carmen Posadas. El espacio se graba en la Delegación de la Xunta en Madrid, que cede gratuitamente las instalaciones.

Desconectado de la realidad

Desde el PSOE hasta el Departamento de Lengua Gallega de la Universidad de Santiago han denunciado que el espacio "está desconectado de la realidad" de la comunidad autónoma, ya que apenas comparecen mujeres gallegas, y excepto la presentación y la despedida, la tertulia se desarrolla en castellano, en contra de las normas habituales en TVG."Marina Castaño ha sido contratada sólo por ser esposa de Cela y el programa, pagado con dinero público, es un vehículo para lucimiento de la jet set madrileña", afirma Roberto Taboada, diputado autonómico del PSOE, quien ha presentado una interpelación en el Parlamento sobre la tertulia. Tanto Taboada como Antón Dobao, representante de Converxencia Intersindical Galega en el comité de empresa de TVG, creen que la contratación de Marina Castaño puede ser irregular, ya que la periodista tiene una plaza en excedencia como locutora de la radio pública de Galicia.

Dobao recuerda que en uno de los programas el tema de debate fue Las mujeres y los toros, cuando en Galicia apenas existe afición a la fiesta.

Fuentes de TVG señalaron que el programa contó de salida con una audiencia importante y su medio se sitúa en 87.000 espectadores. Sin embargo, la última emisión apenas fue seguida por 34.000 personas, con una cuota de pantalla del 5%, según datos de Sofres.

Las mismas fuentes explicaron, no obstante, que para ellos es un programa barato porque "ella consigue que participen mujeres como la duquesa de Alba".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de febrero de 1994