Tras la tensión, el compromiso

Finalmente han actuado obligados por la política. Bill Clinton (. ..) no podía aceptar las promesas formularias de Japón para abrir sus mercados. Morihiro Hosokawa ( ... ) no podía parecer rendido a las demandas americanas de medir las importaciones. ( ... ) Hasta cierto punto, ( ... ) han firmado un pacto de supervivencia política. ( ... ) En el centro de la disputa están los persistentes 50.000 millones de dólares del déficit comercial, imposibles de suprimir. El pasado mes de julio, EE UU y Japón alcanzaron el 11 marco de un acuerdo" que conminaba a Japón a reducir su déficit comercial y a abrir su mercado a sectores como el automovilístico, componentes de automóviles, seguros y equipamiento de telecomunicaciones y equipos médicos. ( ... ) Esta cuestión tuvo una respuesta en la cumbre del día 11. Una vez aquí, ¿qué pasos darán? Por su parte, Clinton quiere calmar la controversia política. ( ... ) Los japoneses son proteccionistas, aunque sus métodos son ingeniosos. Su práctica mina la fe en las normas internacionales del buen comercio y convierte en víctimas a las industrias americanas. Clinton está en su derecho de pedir que Japón juegue limpio. ( ... ) Por otro lado, Hosokawa podía hacer una lista de criterios cuantificables ( ... ) que no necesariamente han de conllevar objetivos numéricos concretos. Quizás, ( ... ) si los acontecimientos políticos lo permiten, puedan encontrar un terreno común., 14 de febrero

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS