El sindicato que promovió el caso de León amenaza con bajas masivas

Gerardo García Machado, dirigente de la Unión de Campesinos Leoneses (UCL), amenazó ayer con promover la baja en el PSOE de más de 1.500 militantes si las ejecutivas provincial y regional fuerzan la anulación de un millar de nuevas afiliaciones en seis agrupaciones leonesas. La UCL promovió ese millar de afiliaciones, sobre las que pesa la sospecha de que son irregulares y han sido investigadas por la dirección nacional, aunque el, sindicato sostiene que no hay ningún tipo de falsedad.Machado afirma que tal decisión se tomó hace días en una reunión de dirigentes de las seis agrupaciones investigadas. Entre las bajas con que se amenaza estarían casi un . centenar de alcaldes, concejales y otros cargos públicos de las comarcas agrícolas del Orbigo y el Páramo, al sur de la provincia; "200 militantes históricos" y los cerca de un millar de nuevos afiliados, según el dirigente agrario.

Más información

Sin discrepancias

García Machado hizo estas manifestaciones tras una asamblea del sindicato en Santa María del Páramo, que analizó la repercusión de una sentencia del Tribunal Supremo que le inhabilita como presidente de la central agraria. A la asamblea acudieron unos mil agricultores. García Machado señaló que durante la reunión "no hubo ni una voz discrepante" sobre las afiliaciones presuntamente irregulares y que los asistentes al acto coinciden, en sustancia con el grueso de los nuevos militantes.Jesús Quijano, secretario regional del PSOE y destacado renovador, intentará esta semana reunirse con Txiki Benegas para "saber las conclusiones" sobre las investigaciones realizadas en León por mandato de Ferraz (calle de la sede central del PSOE), según fuentes de la dirección regional. La ejecutiva federal tiene en sus manos acusaciones cruzadas de afiliaciones no voluntarias que benefician a los guerristas de León y de presuntas irregularidades cometidas por el secretario provincial, el renovador José Luis Rodríguez Zapatero. Quijano ha insistido en la necesidad de que los 1.000 nuevos afiliados no, participen en el proceso de elección de delegados al congreso federal de marzo.:

Respecto a un grupo de 17 fichas de nuevos militantes de Valladolid que fueron paralizadas varios días, el secretario de Organización regional, Juan Ramón Lagunilla, ha señalado que la mayoría de ellas "ya se están remitiendo a Madrid".

Se trataba, según él, de completar algunas fichas en las que, por distintas causas, "no eran legibles ni los avales, ni la dirección". Estos nuevos afiliados "no cuentan para la elección de delegados al congreso federal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de enero de 1994.

Lo más visto en...

Top 50