Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Julio Feo compartió su cargo en Patrimonio con un puesto en un despacho de influencias

El dinero asignado por Patrimonio Nacional a Julio Feo desde que hace seis años abandonó la Secretaría General de Presidencia del Gobierno asciende a 2.772.000 pesetas. La cantidad no es elevada, pero Feo simultaneó esta tarea pública con su actividad como relaciones públicas a través de agencias que, según las fuentes consultadas, realizan labores de despachos de influencias. Para Miguel Gil, subsecretario de Presidencia, se trata de representantes del Estado y es normal que se les retribuya.

El único lazo institucional que Julio Feo no rompió al despedirse de La Moncloa en 1987 fue precisamente su vinculación con el Consejo de Administración del Patrimonio Nacional. Al evocar su despedida afirmaba en una entrevista a Cambio 16: "Salí con una mano delante y otra atrás".Un real decreto publicado por el BOE el pasado día 4 matiza esa versión. Da cuenta que el presidente del Gobierno propuso al Consejo de Ministros del pasado 29 de diciembre el cese de Julio Feo, a petición propia, como vocal del Consejo de del Patrimonio. Este puesto de representación lo ha simultaneado con su gestión como directivo de relaciones públicas a través de las empresas Almagro Asesores y Consultores de Comunicación y Dirección. También ha intervenido en las negociaciones para la devolución del patrimonio de la familia real griega en el exilio. Feo no fue lo localizado ayer, pero fuentes próximas al mismo indicaron que fue él quien escribió una carta a González pidiéndole su cese porque llevaba nueve años en el cargo.

El ex asesor de González y más tarde secretario general de la Presidencia fue nombrado el 12 de abril de 1984 consejero del Patrimonio Nacional. Feo abandonó La Moncloa en mayo de 1987.

Según el subsecretario de la Presidencia, Miguel Gil, no hay nada de extraño en el hecho. "Los consejeros son representantes del Estado en una empresa pública y es lógico que se les retribuya por su tarea. No hay nada ¡legal o anormal en ello. Otra cosa es que a unos les parezca mal o bien".

Lluís Reverter, actualmente en la Fundación La Caixa, también sigue de consejero, así como Enrique Moral Sandoval, ex concejal de Madrid.

Antes de pasar a formar parte del grupo de asesores de González, Feo era copropietario de una sociedad de Relaciones Públicas compartida con Roberto De La Guardia que llevaba la cuenta de Iberduero, cuando ésta libraba una batalla para contrarrestar el rechazo a la central nuclear de Lemóniz (Vizcaya). Presidía entonces Iberduero Manuel Gómez de Pablos.

Gómez de Pablos fue nombrado en abril de 1986 presidente del Patrimonio Nacional, hecho que coincidió con el aceso a la gerencia de la entidad de Julio De La Guardia, hermano de Roberto, ex socio de Julio Feo. Ninguno de los hermanos, ni el propio Gómez de Pablos -ocupado en la preparación de la Pascua Militar- fueron localizados ayer para recoger su versión sobre su acceso al frente del Patrimonio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de enero de 1994

Más información

  • El ex asesor de González dejó Moncloa hace seis años