Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hallazgo de un cadáver en Asturias eleva a cinco las víctimas del temporal

El hallazgo de un cadáver en Asturias ha elevado a cinco el número de muertos por el temporal que azotó durante los últimos días la mitad norte de la Península y las Baleares. Efectivos del grupo de montaña de Mieres de la Guardia Civil rescataron a última hora del lunes el cadáver de Antonio Gutiérrez Miranda, de 62 años, quien al parecer resbaló y cayó a las crecidas aguas del río Aller.

Tres personas murieron el domingo al derrumbarse su vivienda en Collado-Escobal (Asturias) y otra falleció tras caer al mar en Mallorca. Ayer continuaba la búsqueda del montañero Eloy Agustín Acín, de 35 años, desaparecido en el Pirineo de Huesca y de Antonio Pujadas Abraham, de 25 años, arrastrado por una ola en Mallorca.La situación de la red viaria tendía ayer a la normalidad. A primera hora de la mañana, el tráfico estaba interrumpido en dos tramos de la N-634, entre Zaratitz y Zumaia (Guipuzcoa) y en Barakaldo (Vizcaya), así como la BI-624, entre Balmaseda y Arceniega. Sólo en las carreteras vizcaínas, los. daños se evalúan en 100 millones de pesetas, según la Diputación Foral.

En Cantabria seguía cerrada la travesía de Torres, por el hundimiento de un puente sobre el río Besaya; en Asturias quedó restablecida la circulación en la autovía de la Plata, A-66. La situación era peor en Navarra, donde seis carreteras seguían cortadas por desprendimientos; entre ellas, la N-133 Pamplona-Madrid, a su paso por Puente de Castejón, y la autovía Pamplona-San Sebastián, en el término de Latasa.

De su lado, el prefecto del departamento francés de Altos Pirineos comunicó al Gobierno Civil de Huesca el cierre del túnel de Bielsa-Aragnotiet, debido a las fuertes nevadas.

El alcalde de Pamplona, Alfredo Jaime, valoró ayer en 500 millones de pesetas los daños producidos en la capital navarra al desbordarse el río Arga. El alcalde de la localidad de Milagro, Antonio Barrado, anunció que pedirá la declaración de zona catastrófica para su municipio, afectado por la crecida del río Aragón, afluente del Ebro.

En La Rioja baja se calcula que las aguas del Ebro han anegado entre 1.000 y 1.500 hectáreas de terreno cultivable, al derribar la corriente los diques de contención, siendo el municipio de Alfaro el más afectado, con 700 hectáreas, según Protección Civil, informa Ignacio Martínez.

El caudal del río subió cinco metros por encima de su nivel habitual y rompió muros de contención en los términos de Medialcampo, Tobarco, Estajao y La Roza. En Cataluña no se temen inundaciones.

El Gobierno asturiano no ha evaluado todavía los daños, aunque el presidente del Príncipado, Antonio Trevín, ha pedido que se haga un inventario exhaustivo de los mismos. Además de destrozos, el temporal ha dejado una fuerte polémica. Protección Civil de Asturias criticó ayer al servicio meteorológico del Cantábrico, con base en Santander, por su falta de previsión.

El servicio predijo chubascos moderados o débiles para el sábado y el domingo, que fue cuando se produjo la lluvia más intensa. Por esa razón no se alertó sobre el fuerte temporal.

La salida del cauce del Ebro anegó ayer numerosas parcelas en la provincia de Zaragoza, a medida que la cresta (punto álgido de la crecida) avanzó por las localidades ribereñas. La alerta continúa declarada en más de 30 localidades. Está previsto que la cresta llegue hoy a Zaragoza, calculándose en casi cinco metros cúbicos por segundo el caudal, informa, Javier Torrontegui.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de diciembre de 1993

Más información

  • Críticas a los meteorólogos por su imprevisión