Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón pasa a Interior y verá aumentadas sus competencias sobre la policía antidroga

Baltasar Garzón, delegado del Plan Nacional sobre Drogas, y todo su equipo serán transferidos hoy desde el Ministerio de Asuntos Sociales al de Interior por acuerdo del Consejo de Ministros. Garzón reforzará sus competencias, ya que a las que tenía ahora se unirán las de "coordinación de las actuaciones entre unidades policiales" dedicadas a la lucha contra el narcotráfico en España y en otros países europeos, aunque lo hará "por delegación del ministro del Interior". La ministra de Asuntos Sociales, Cristina Alberdi, no "ha puesto el menor problema" para el cambio, que, además, entrañará una nueva sede para el organismo.

El Consejo de Ministros aprobará hoy el pase de Garzón y "todos sus funcionarios en bloque" al ministerio del Interior. Este hecho viene a confirmar en cierta forma lo que pensó desde el primer momento en que el ex juez fue nombrado delegado del Gobierno en el Plan Nacional sobre Drogas respecto a que éste iba a coordinar la lucha policial antidroga."A las fuerzas de seguridad se les coordina desde el Ministerio del Interior y así ocurrirá siempre", advirtió el pasado 3 de agosto el entonces titular de esta cartera, José Luis Corcuera. Esta afirmación sigue siendo válida, solo que el Gobierno ha buscado la fórmula para que esta labor la pueda realizar Garzón: transfiriéndole desde Asuntos Sociales a Interior.

Tanto Corcuera como Garzón dijeron entonces que las competencias que éste asumía al hacerse cargo del Plan Nacional sobre Drogas eran las que ya tenían -coordinación con otros ministerios, prevención y rehabilitación de toxicómanos- y que únicamente se añadía la tarea de hacer unos informes sobre coordinación de la lucha contra la droga que le había encargado el presidente del Gobierno, Felipe González.

Hace aproximadamente un mes, Garzón y el presidente del Gobierno ultimaron la fórmula que permitiera al juez en excedencia tener un mando más directo sobre las fuerzas policiales, según las fuentes informantes. Y el procedimiento hallado no fue otro sino el de transpasar el Plan Nacional sobre Drogas al Ministerio del Interior, ya que el Ejecutivo quiere mejorar la labor represiva del fenómeno del narcotráfico.

La decisión del Gobierno, que estaba prevista llevar adelante en el Consejo de Ministros de la semana pasada, se ha realizado mediante dos ligeras modificaciones legislativas.

La más importante consiste en añadir que el plan, "por delegación del ministro del Interior", podrá coordinar la actuaciones entre las diferentes unidades policiales dedicadas a combatir el tráfico de drogas. Y también se ha "matizado" otra competencia: representar a España ante los diversos organismos europeos sobre "prevención y lucha contra el narcotráfico", lo que es una velada referencia a la futura policía europea (Europol).

Arquitecto

"Baltasar Garzón no va a estar a pie de obra, sino que será el arquitecto", dijeron ayer las fuentes informantes para explicar el cometido que tendrá como coordinador de la policía antinarcóticos. Tanto Interior como Asuntos Sociales se negaron ayer a informar del nombramiento del antiguo juez de la Audiencia Nacional y actualmente diputado por las listas del PSOE.Los medios informantes restaron importancia al nuevo cometido de Garzón, argumentando que "no es nada nuevo" respecto al que ya tenía como secretario de Estado responsable del Plan Nacional sobre Drogas. También comentaron que la coordinación de la lucha contra el narcotráfico está encuadrada dentro del ministerio del Interior en otros países.

El cambio conlleva también transferir desde Asuntos Sociales a Interior el presupuesto asignado para el Plan, y buscar una nueva sede para el organismo que dirige Garzón, que actualmente está en Sanidad, el ministerio del que dependía originariamente.

La operación, que se ha llevado en el máximo secreto, ha sido vista con buenos ojos por la titular de Asuntos Sociales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de diciembre de 1993

Más información

  • Corcuera se opuso a que el Plan sobre Drogas tuviera más atribuciones