Un exiliado de Cataluña

P. V. es un profesor catalán que vive en un pueblo de Madrid, y se considera exiliado de su tierra, Cataluña. ¿El motivo, según él?: reivindicar en Barcelona su derecho a hablar castellano. "Siempre he considerado a Barcelona mi ciudad".P. V. (prefiere mantener el anonimato) es un charnego (hijo de emigrantes nacido en Cataluña) que habla castellano, catalán y gallego, que es la lengua de su padre. Dice que en Cataluña se sentía un ciudadano de segunda, al estilo de los negros en Suráfrica. "Pago los mismos impuestos que los demás, pero allí tienes menos derechos. Sientes la hostilidad todo el rato".

Comenta que unos amigos suyos abrieron un negocio y un grupo de adolescentes les llamaron fascistas por no tener el rótulo en catalán. "Cuando yo buscaba trabajo como profesor la primera pregunta era: ¿en qué lengua va a dar las clases? Así que me dije: ¿chico, qué estás haciendo aquí? Pues me largo".

Más información

En Barcelona entró en contacto con la Asociación Acción Cultural Miguel de Cervantes que se dedica a promocionar el castellano. P. V. trabaja en organizar una filial de esta agrupación en Madrid.

Y cuenta los problemas que tuvieron los escritores del libro Extranjeros en su país para publicarlo. Al final, recurrieron a la madrileña Ediciones Libertarías. Según P.V., "las editoriales temían al efecto Zanussi. Cuando esta casa patrocinó al Real Madrid, las ventas cayeron en Cataluña".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de diciembre de 1993.