Cartas al director
i

Talleres culturales

En relación con la carta publicada en su periódico sobre los talleres del centro cultural José de Espronceda, le comunico que, como alumno del taller de fotografía, me gustaría que publicara mi propia experiencia.El precio global del taller al que yo asisto es, con mucho, más asequible que el de cualquier academia privada, donde se abona un importe similar mensualmente, además de las tasas de matrícula y sin material alguno.

Por otro lado, quien accede a estos talleres lo hace libre y voluntariamente, conociendo de antemano las condiciones económicas e informándole de la posibilidad de obtener una ayuda que conceden los, servicios sociales de la junta municipal cuando se considere oportuno en función de las necesidades del solicitante.

Además, el precio del taller depende del número de horas del mismo y de la propia naturaleza de la actividad, según necesite o no para su desarrollo material técnico, como cámaras profesionales, mesas de edición o laboratorios.

Por último, me sorprende el que alguien a quien tan mal le parecen estos talleres siga asistiendo a los mismos, y solicito que me conceda, con la publicación de esta carta, la posibilidad de réplica.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de diciembre de 1993.