Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Redondo insiste a González para que retire el ultimátum sobre la firma de un pacto social

EL PAÍS, El secretario general de UGT, Nicolás Redondo, pidió ayer a Felipe González que se dé cuenta de que un pacto social con reforma del mercado laboral y congelación de rentas "no se puede hacer en 15 días". El líder sindical añadió que España está condenada a darse el "gran galletazo" de seguir el Gobierno con su política económica, y calificó la actual situación de "emergencia". Agustín Moreno, secretario de política institucional de CC OO, calificó de chantaje las palabras del ministro de Economía, Pedro Solbes, sobre la reforma del mercado laboral.

Precisamente hoy lunes se reanudan las reuniones entre Gobierno y sindicatos para avanzar en la reforma del mercado laboral y en el pacto de rentas. Redondo visitó ayer en la escuela Julián Besteiro a los huelguistas de hambre que demandan ayudas equivalentes al 0,7% del producto interior bruto para los países pobres. En declaraciones a los periodistas, Redondo hizo una llamada al "patriotismo", y recordó que mientras que a mediados de los ochenta se presentaban con éxito a los inversores extranjeros los beneficios del mercado laboral español, ahora, con las mismas leyes, "tiramos piedras contra nuestro propio tejado con una supuesta rigidez de nuestro mercado laboral, sin darnos cuenta de que estamos ahuyentando las inversiones".Confesó sentirse hasta "avergorizado" con el plazo. expuesto por el Gobierno en la negociación sobre el mercado de trabajo (hasta el 30 de noviembre) e hizo un llamamiento a Felipe González para que tome conciencia de la situación. "Es inaudito y un despropósito", continuó el dirigente sindical, "negociar estas medidas tan importantes en quince días cuando, a mí, negociar el Estatuto de los Trabajadores en 1980 me llevó meses y meses. ¿Cómo se puede ir realmente en el plazo de dos semanas a una modificación tan sustancial del Estatuto de los Trabajadores?". Para Redondo, en sus primeras declaraciones tras el ultimátum del Gobierno a los sindicatos, las propuestas del Ejecutivo "no son medidas flexibilizadoras del mercado de trabajo, sino desreguladoras", y avisó que su puesta en práctica llevará el paro hasta "cifras inimaginables". Eso sin contar, prosiguió el dirigente sindical, con que "los trabajadores activos tendrán un pie en el despido, y cuando tengan los dos se encontrarán con prestaciones miserables". Por su parte, Agustín Moreno, secretario de Política Institucional de CC OO afirmó ayer que el ultimátum lanzado por el ministro de Economía, Pedro Solbes, para llevar a cabo la reforma del mercado laboral "son un auténtico chantaje". Según Moreno, el Gobierno no ha negociado sino que se ha limitado a imponer y ha remitido al Parlamento "un proyecto de Presupuestos que va a traer más paro y más insolidaridad". Agustín Moreno manifestó su confianza de que la movilización del próximo día 25 suponga un espaldarazo a los sindicatos. Moreno se mostró muy crítico con las palabras del ministro de Comercio, Javier Gómez-Navarro, quien afirmó el sábado que seguía a San Pablo en su máxima de "quien no trabaje que no coma".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de noviembre de 1993

Más información

  • Moreno califica de chantaje las palabras de Solbes sobre la reforma del mercado laboral