Bailes de cámara

La fotógrafa Isabel Muñoz presenta su trabajo sobre el tango, el flamenco y la danza oriental

No le gusta fotografiar caras, "dicen demasiadas cosas". La fotógrafa Isabel Muñoz prefiere posar su mirada en unas manos de hombre que agarran una cintura flamenca, en unas piernas que se enredan con la música de un tango o en una cadera dispuesta a iniciar la danza de los siete velos. Son imágenes de su serie Tango, flamenco y oriental, en la que ha trabajado en los últimos cinco anos y que ayer se presentó en el Museo Nacional de Antropología.Isabel Muñoz (Barcelona, 1951) llegó a Madrid hace 20 años. "Me casé", dice sonriente la fotógrafa, que para esta muestra ha revelado las 83 fotografías expuestas sobre láminas de papel de acuarela de grandes dimensiones, la vieja técnica del platino que Muñoz lleva utilizando desde hace años para dar un volumen distinto a sus imágenes. "Los ojos pueden tocar y por eso yo utilizo este tipo de papel grueso, que tiene un tacto muy especial y que da una calidad muy particular a la fotografía", explica Muñoz, que comenzó a trabajar sobre la serie que ahora se exhibe en 1989.

"Me dediqué durante algún tiempo a fotografiar desnudos. Y ese trabajo sobre el cuerpo humano me llevó al mundo del baile". La fotógrafa recuerda sus viajes por Estambul y El Cairo, para la parte oriental de la muestra; su visita a Buenos Aires, para los tangos; y sus recorridos por Sevilla, Córdoba y Madrid para el flamenco.

Emoción y matemática

"A Isabel no le interesa la historia de estos bailes sino su emoción", dice la comisaria de la muestra, Lori Gross.

Isabel Muñoz, que quiso ser matemática antes que fotógrafa, parece, por su serenidad, una mujer antigua. Uno se la puede imaginar tocando el piano un domingo por la tarde. Guapa y delicada, resulta difícil imaginársela cargada con sus cámaras por los arrabales de Buenos Aires o Estambul buscando a los protagonistas de sus imágenes. "Yo voy como una gitana por ahí. Mis fotografías no son instantáneas. Buscó lugares muy determinados y soy capaz de meterme donde sea para encontrarlos. Preparo el escenario, luego saco mi transistor para crear un ambiente determinado y me pongo a trabajar".

Isabel Muñoz, fotografías. Hasta el 10 de enero en el Museo Nacional de Antropología (Avenida de Juan de Herrera, 2. Ciudad Universitaria). Martes a sábado, de 10 a 18.00. Domingos, de 10.00 a 14.00. Lunes, cerrado. Entrada gratuita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 11 de noviembre de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50