Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EXTREMISMO ISLÁMICO

Amenazas contra Mubarak tras un juicio a militantes islámicos

El mayor proceso contra integristas en Egipto finalizó ayer en El Cairo convertido en una manifestación en la cual los condenados, apoyados por sus familiares, auguraron al presidente, Hosni Mubarak, un destino similar al de su predecesor, Anuar el Sadat, asesinado en octubre de 1981, a poco más de dos años de firmar la paz con Israel.El Alto Tribunal Militar de El Cairo condenó a 44 militantes islámicos a penas que oscilaban entre los tres años de prisión y los 15 de trabajos forzados, en tanto que otros 22 fueron absueltos. El día anterior, otros ocho integristas habían sido condenados a muerte.

Los veredictos ponen fin a una serie de cuatro procesos, con 208 acusados en total, supuestos miembros de Tala'eh al Fath (Vanguardia de la Conquista).

El balance es el siguiente: 9 condenas a muerte, 15 a penas diversas de trabajos forzados, 110 a penas de prisión común y 74 absoluciones. Veinte de ellos (incluido uno de los condenados a muerte) fueron juzgados en rebeldía. Todos eran acusados de adhesión a una 11 organización clandestina que pretende derribar el régimen", así como de estar 11 organizados con la intención de cometer robos y asesinatos".

"Jaled al Islambuli mató a Sadat con una bala, que destrozó su cabeza llena de podredumbre. Ésa será también la suerte de Hosni Mubarak", gritó uno de los procesados a través de los barrotes de la jaula en la que se encontraba encerrado. El asesinato de Sadat fue reivindicado por la organización integrista Al Yihad, de la que surgió Tala'eh al Fatah.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de noviembre de 1993