Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DE EUROPA

La ayuda a los Balcanes, primera "acción común".

Los ministros de Exteriores de los Doce prepararon ayer la lista de las primeras "acciones comunes" que realizará la flamante Unión Europea a partir del 1 de noviembre. La mitad de este tipo de acciones, que se deciden por unanimidad y se aplican luego por procedimientos de mayoría cualificada, pertenece a uno de los nuevos pilares de la Unión, la llamada PESC (Política Exterior y de Seguridad Común). Destaca entre ellas la ayuda humanitaria a la ex-Yugoslavia, que se convertirá así en una de las primeras actuaciones exteriores, según el nuevo Tratado.La democratización de Rusia; el pacto de estabilidad para Europa ideado por el Gobierno francés; el proceso de paz en Oriente Próximo, y la democratización de Suráfrica serán las otras acciones comunes" inmediatas de la PESC.

MÁS INFORMACIÓN

El llamado tercer pilar o política judicial y policial común, aportará también una lista de cinco actuaciones comunes: política de asilo, creación de la Europol, lucha antidroga, visados comunes para terceros países y cooperación judicial en extúadiciones.

Owen rinde cuentas

La situación en la ex Yugoslavia ocupó ayer una parte del Consejo de Ministros, al que rindió cuentas el copresidente de la conferencia de paz, David Owen. Lord Owen expresó en una rueda de prensa su oposición a la propuesta lanzada el día anterior por el presidente francés, François Mitterrand, quien defendió el uso de la fuerza para abrir corredores humanitarios. El mediador europeo alertó de los peligros de esta posibilidad: "Creo que es muy difícil utilizar la fuerza para abrirse camino porque las tropas de la ONU pueden convertirse de esa forma en un contendiente", aunque sí defendió, el uso de la fuerza en caso de respuesta a una provocación.

"Hay una diferencia fundamental entre una misión de ayuda humanitaria y convertirse en uno de los contendientes", advirtió Owen. "Los ejemplos que hay en otras partes del mundo nos obligan a ser muy prudentes para no convertimos en unos señores de la guerra", concluyó en alusión directa al avispero en que se encuentran las tropas occidentales que han intervenido en Somalia. Owen hizo. hincapié en la urgencia de llegar a un acuerdo de paz antes de que llegue el invierno "porque si no en enero podemos descubrir una catástrofe humanitaria".

El ministro español de Asuntos Exteriores, Javier Solana, discrepó del pesimismo del copresidente de la conferencia de paz, aunque declaró: "Todo lo que haga efectiva la ayuda humanitaria nos parece bien".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de octubre de 1993