Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sobrecoste del carbón nacional frente al extranjero eleva la tarifa en 100.000 millones

Casi cinco de cada 100 pesetas que se pagan en la tarifa eléctrica provienen del sobrecoste que tiene el carbón nacional respecto al extranjero, según un estudio con el que cuenta el Ministerio de Industria y Energía. Las compañías eléctricas españolas tienen la obligación de adquirir carbón nacional a un precio de referencia -subvención indirecta por cuestiones de carácter regional y social- que hace que sea 100.000 millones de pesetas superior a si el carbón adquirido fuera extranjero, con la repercusión consecuente en la tarifa eléctrica, según el citado estudio. La tonelada de carbón nacional cuesta 12.000 pesetas, aunque la tonelada de carbón de Hunosa cuesta 33.000. La importada vale 6.000 pesetas.La política minera que prepara Industria orientará las actuaciones en carbón a cumplir los objetivos reservados en el esquema diseñado por el Plan Energético Nacional, según subrayó el pasado miércoles en el Congreso el ministro Juan Manuel Eguiagaray. Esto significa que continuarán las ayudas al carbón nacional, "justificadas por razones de mantenimiento del autoabastecimiento y por el carácter social y regional".

Sin embargo, en Industria reconocen que sigue siendo necesario sanear el sector. "Para ello se instrumentarán las medidas necesarias", según ha reconocido el secretario general de la Energía, Luis Atienza. Según Atienza, se tratará de reducir paulatinamente la dependencia del carbón nacional con el objetivo de que la repercusión en la tarifa sea cada vez menor. No obstante, las ayudas al carbón nacional. "no se pueden quitar a corto plazo".

Las actuaciones en esta materia quedarán delimitadas en una ley de bases del régimen minero. En ese contexto habrá que englobar los contratos-pro gramas para 1994 de las empresas mineras (Hunosa, Minas de Figaredo y La Camocha).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de octubre de 1993