Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristina Alberdi congela el cese del jefe del Inserso

En la dirección provincial del Inserso se asegura que Manuel Sánchez Montañés, director provincial del Instituto Nacional de Servicios Sociales (Inserso), no cesará de su cargo; que así se lo ha comunicado personalmente la ministra de Asuntos Sociales, Cristina Alberdi, y por carta el subsecretario del departamento, Santiago Torres. Fuentes oficiales confirmaron la noticia -"sigue en su puesto, de momento"-, pero añadieron: "Es que nunca cesó".Sánchez Montañés, que lleva seis años al frente de esta institución, fue destituido el miércoles de la semana pasada (véase EL PAÍS del jueves 24 de septiembre). La petición de cese partió del director general de Inserso, Héctor Maravall, que relevó en su cargo hace 11 meses a Ángel Rodríguez Castedo, actual secretario general del Consejo Económico y Social (CES).

Según Maravall, entre el director provincial y él existen "profundas discrepancias en torno al enfoque de gestión del organismo". "Sánchez Montañés tiene muy buenas relaciones con el mundo de las asociaciones de minusválidos y de la tercera edad, pero descuida otras labores de despacho", afirmó.

La noticia levantó una polvareda de protestas. Los colectivos de minusválidos y de la tercera edad amenazaron con movilizaciones. Varios alcaldes de municipios de la región mandaron un escrito al ministerio de Asuntos Sociales para que se reconsiderase esta decisión de la dirección general del Inserso (véase EL PAÍS del sábado 26 de septiembre).

Las asociaciones de minusválidos y de la tercera edad han desconvocado la concentración que estaba prevista para el próximo 7 de octubre frente a la sede central de Asuntos Sociales, en protesta por la destitución de Sánchez Montañés, ya revocada: "Nos parece muy bien la decisión de la ministra", dijeron ayer.

Dimisión

No obstante, en la federación de la tercera edad, que representa a más de 400.000 pensionistas, están «contentos sólo a medias": "Esperamos que después de todo esto Héctor Maravall dimita de su puesto", afirma enérgicamente Antonio Madero, presidente de esta federación. "No nos entendemos con él", concluye.

Héctor Maravall evitó ayer hablar del tema con este periódico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de octubre de 1993