Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 50 carbonizados en Venezuela al arder un gasoducto junto a una autopista

Más de 50 personas murieron ayer carbonizadas y casi 40 permanecen hospitalizadas con gravísimas quemaduras tras ser sorprendidas por una impresionante bola de fuego que, provocada segundos antes por una explosión, irrumpió de forma voraz y devastadora en una de las autopistas de mayor tráfico de Venezuela. La tragedia ocurrió a 57 kilómetros al oeste de Caracas y conviritió en cuestión de segundos una zona de montaña baja, en un infierno donde las lllamas llegaron a alcanzar casi los 50 metros de altura.Esta desgracia, que ha llenado de luto a Venezuela, ocurrió a las 7.45 horas (12.45, hora de Madrid) en un punto situado entre las localidades de Paracotos y Tejerías, cuando una excavadora de la empresa española Abengoa, que hacía trabajos para la instalación de un cable de fibra óptica en un lateral de la autopista, rompió un gasoducto de la sociedad Corpoven, filial de la estatal Petróleos de Venezuela. El gasoducto se encontraba, al parecer, a un metro de profundidad y por él circulaba gas licuado de alta peligrosidad. La explosión, con una onda expansiva de 200 metros, fue inmediata.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de septiembre de 1993