Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las alucinaciones de las migrañas se relacionan con el nivel de magnesio en el cerebro

Las auras alucinantes que sufren una quinta parte de los pacientes de migraña han fascinado desde hace mucho tiempo a los científicos, junto a otras características dela enfermedad, como son la herencia, el dolor de cabeza pulsante y las oleadas de naúseas. Ahora, el nivel de magnesio se relaciona con el disparo intempestivo de las neuronas que da lugar, a medida que sepropaga por el cerebro, a un episodio de migraña, con señales dolorosas emitidas por las fibras nerviosas y cambios eléctricos que se propagan por la corteza visual del cerebro y causan las molestias ópticas.

Uno de los misterios de la migraña, la herencia, ha empezado a ser desvelado. Investigadores franceses han comunicado que un cierto tipo de migraña, bastante raro y muy severo, está relacionado con un gen del cromosoma 19, que todavía no han aislado. Se trata de la migraña hemipléjica familiar, que causa la paralización de medio cuerpo durante aproximadamente una hora antes de que se presenten los otros síntomas. En los episodios más graves, las víctimas pueden caer en coma durante horas, días e incluso semanas.Otros científicos están utilizando técnicas de imagen para estudiar los sutiles cambios electromagnéticos y metabólicos que tienen lugar en el cerebro durante un ataque de migraña. Han descubierto que los niveles de magnesio en el cerebro a menudo disminuyen bruscamente antes o durante un episodio de migraña. El magnesio juega dos papeles cruciales en el comportamiento neuronal, ya que sirve para estabilizar las membranas exteriores de las neuronas y para mantener el funcionamiento correcto de muchas enzimas interiores de las neuronas.

Como una onda

Una bajada del nivel de magnesio puede desestabilizar a las neuronas, haciendo que se activen cuando no deben e inicien una migraña. Los estudios indican que la desestabilización inducida por cambios en los niveles de magnesio ocurren despacio, propagándose desde un punto del cerebro a otro como una onda por un estanque, a medida que las neuronas se activan y luego quedan en reposo.

Este mecanismo explicaría el síntoma más espectacular de una migraña, el aura que ve un 20% de los pacientes como primer síntoma del ataque. El aura puede ser un estrella pulsante o una danza de formas geométricas, a veces se convierte en alucinaciones semejantes a las inducidas por el LSD, dura varios minutos y le sigue una ceguera temporal.

Las auras son una experiencia tan asombrosa que podrían explicar visiones místicas famosas en la historia. Oliver Sacks, en su libro Migraña, cita a la monja del siglo XII Hildegard de Bingen, que se cree sufría estos episodios: "Vi una gran estrella, espléndida y bellísima y con ella una gran multitud de estrellas fugaces. Y de pronto todas fueron destruidas y se convirtieron en carbones negros".

Los factores ambientales también influyen en la aparición de un ataque de migraña. Se han relacionado con alimentos como el chocolate, el queso y el vino, pero los investigadores franceses afirman que sólo el vino tinto barato, que contiene mucha tiramina, puede provocarlos. La tiramina está relacionada con los aminoácidos y los pacientes de migraña lo metabolizan con dificultad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de septiembre de 1993

Más información

  • CIENCIA > NUEVOS DESCUBRIMIENTOS