Tejero ya sólo irá a la cárcel a dormir

El Gobierno denegó el indulto al ex militar golpista, pero desde ayer está en tercer grado El Gobierno desestimó la petición de indulto para el ex teniente coronel Antonio Tejero formulada por una asociación de esposas de militares, por considerar que el reo no ha dado muestras de tener voluntad explícita de acatar la Constitución, según explicó el titular de Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba, al término del Consejo de Ministros.

El ex teniente coronel Antonio Tejero Molina, de 61 años, principal ejecutor del frustrado golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, abandonó a mediodía de ayer la prisión militar de Alcalá de Henares, después de que el Ministerio de Defensa haya accedido a clasificarle en tercer grado penitenciario. Esta decisión es consecuencia del auto dictado hace 10 días por la Sala Quinta del Tribunal Supremo, que estimó parcialmente un recurso de Tejero contra la negativa del director de la prisión a concederle el, régimen abierto que permite a los reclusos la salida diaria de la cárcel con la única obligación de pernoctar en ella. Sin embargo, el Consejo de Ministros celebrado ayer se opuso a la concesión del indulto al ex militar condenado por el golpe del 23F.

Más información
Un conspirador con tricornio

Pérez Rubalcaba precisó que el recluso disfrutaba desde ayer de la concesión por Defensa del tercer grado penitenciario (régimen abierto), que le obliga tan sólo a pernoctar en prisión. Queda autorizado a estar fuera de la cárcel desde las 8 de la mañana hasta las 12 de la noche, además de disfrutar de permisos de fin de semana, hasta un total de 48 días al año. El ex militar ha debido justificar que cuenta con un puesto de trabajo.El ex teniente coronel aprovechó ayer mismo esta prerrogativa y, acompañado por uno de sus hijos, salió de la cárcel de Alcalá de Henares (Madrid). Sobre las seis de la tarde de ayer fue localizado en su domicilio, un bloque de viviendas militares de la céntrica calle de Santa Cruz de Marcenado, en Madrid.

Al salir, acompañado de su esposa, un hijo sacerdote y otros familiares, se introdujo en un coche y se marchó a visitar a una hija que está hospitalizada. Se negó a responder a las preguntas de los periodistas y únicamente dijo que estaba "muy contento" de su nueva situación. Fuentes próximas al ex guardia civil señalaron que es probable que éste se traslade a Badajoz para descansar durante el fin de semana.

Tejero ha conseguido el régimen abierto tras haber recurrido al Tribunal Supremo frente al acuerdo adoptado por el coronel director de la prisión de Alcalá de Henares, quien sostenía que el recluso no podía disfrutar del tercer grado en virtud de la disposición adicional cuarta del Real Decreto de 20 de noviembre de 1992. Éste precepto establece que no podrán obtener tal clasificación aquéllos a quienes sea aplicable la Ley Orgánica 13/ 1985 del Código Penal Militar.

La Sala Quinta del Supremo estimó parcialmente el recurso del ex teniente coronel y dictó un auto en el que ordenaba que al recluso se les aplicase el "principio de igualdad" de todos los ciudadanos ante la ley, sin que pueda ser discriminado por el hecho de ser militar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Tras este pronunciamiento del alto tribunal, sólo faltaba que el equipo de observación y tratamiento de la prisión realizara el preceptivo informe sobre la conducta del preso. El equipo emitió el pasado jueves un informe en el que indicaba que Tejero ha observado buena conducta, allanando así el camino a la obtención del régimen abierto para el ex militar.

Antonio Tejero salió de Alcalá de Henares, donde fue recogido por uno de sus hijos, mientras se hallaba reunido el Consejo de Ministros. Éste estudió ayer los informes del director de la cárcel de Alcalá, del ministerio fiscal y de la Sala Quinta del Tribunal Supremo. Sobre esta base, los titulares de Defensa y Justicia remitieron al Consejo de Ministros sendos informes "coincidentes", según Pérez Rubalcaba, que rechazaban el indulto.

"El contenido de los informes y la valoración que el Gobierno hace de la inexistencia de una voluntad explícita por parte del señor Tejero de acatar el orden constitucional", según explicó Pérez Rubalcaba, "han llevado al Gobierno a desestimar la petición" de indulto.

El ministro de la Presidencia manifestó: "El Gobierno ha entendido que esta exigencia de aceptación del marco democrático de convivencia que supone nuestra Constitución debe ser rigurosa y explícita en este caso". Añadió que, "no en vano, los hechos por los cuales Tejero cumple condena no eran una remota ofensa a la sociedad, sino un atentado directo a la continuidad de su vida en libertad".

Un año de espera

La legislación establece que Tejero no puede volver a solicitar la concesión del indulto hasta que haya transcurrido un ano, según informaron fuentes jurídicas.

Antonio Tejero fue condenado a 30 años de prisión por un delito consumado de rebelión militar por el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, tras irrumpir en el Congreso de los Diputados mientras se realizaba la sesión de investidura de Leopoldo Calvo Sotelo como presidente del Gobierno.

En la actualidad, el ex teniente coronel era el único de los 22 condenados por la intentona golpista que permanecía encarcelado. Tejero estuvo recluido en un primer momento en la cárcel de Alcalá de Henares (Madrid), desde donde fue trasladado a la penitenciaría militar del castillo de Sant Ferran de Figueres (Gerona) el 28 de mayo de 1983.

En aquella prisión disfrutó de unas privilegiadas condiciones de reclusión, según denunció el Defensor del Pueblo en el informe que presentó a las Cortes de 1990. El 14 de junio de 1991 fue nuevamente trasladado a la prisión de Alcalá de Henares, al atenderse la petición de que cumpliera condena cerca de Madrid, donde reside su familia. Durante los más de 12 años que ha estado encarcelado, Tejero sólo ha salido a la calle en dos ocasiones: una para someterse a un reconocimiento médico y otra para asistir a la ordenación sacerdotal de su hijo Ramón.

Aunque el ex militar golpista siempre rechazó pedir el indulto durante estos años, en agosto de este año cambió de actitud al asumir como propia la petición de indulto solicitada por una asociación de esposas de militares denominada Archicofradía de la Celeste, Real y Militar Orden de Nuestra Señora de la Merced, que tiene su sede en Santander. Previamente, en junio, había solicitado el régimen abierto, que le fue denegado por el juez de vigilancia penitenciaria.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS