Cuba declara controlada la epidemia de neuritis óptica

La pesadilla ha terminado. Las autoridades sanitarias cubanas han anunciado que han logrado controlar la epidemia de neuritis que ha azotado la isla durante más de un año, afectando a 50.000 personas. Pero, pese a que la enfermedad parece haber remitido definitivamente, sus causas siguen siendo un misterio.

La neuritis, una extraña enfermedad que ataca al sistema nervioso central y periférico provocando la pérdida progresiva de la visión y trastornos motores y sensoriales, cedió 170 días después de que un brote agudo puso en alerta a todos los hospitales del país y obligó al régimen de La Habana a enviar un dramático SOS a todo el mundo.Las autoridades cubanas anunciaron este fin de semana que el peligro ha pasado y que por ello el grupo Operativo Nacional, que dirigió la lucha contra la neuritis, "decidió pasar de la fase de lucha contra la epidemia a la de vigilancia epidemiológica". "Aunque aún se presentan esporádicamente algunos casos, hoy se puede anunciar que la neuropatía epidémica ha sido controlada", informó el viernes el Ministerio de Salud Pública a través del rotativo comunista Gramma. El ministerio agregó , que "la población puede sentirse completamente segura", pues se han establecido los sistemas de vigilancia necesarios para detectar en el futuro cualquier elevación en la incidencia de esta enfermedad e "impedir que se convierta en un problema de salud".

Sin embargo, pese a las seguridades dadas, las autoridades sanitarias cubanas exhortaron a seguir tomando las vitaminas que el Gobierno distribuye gratuitamente entre la población. "Es necesario, por el momento, que se mantenga inexcusablemente el hábito de tomar diariamente las tabletas, pues ellas sirven de profilaxis de la neuropatía epidémica y coadyuvan a reforzar los mecanismos de defensa y eliminación de tóxicos del organismo", explicó el Ministerio de Salud Pública.

En su último informe, el superministerio cubano asegura que de las 50.000 personas afectadas por la epidemia de neuritis, sólo 400 evolucionaron desfavorablemente y que, por suerte, ningún paciente ha muerto ni ha quedado con secuelas irreversibles. Según las autoridades cubanas, los dos hechos fundamentales que permitieron controlar la epidemia fueron la investigación activa que realizaron médicos y enfermeras para diagnosticar la enfermedad en un estado precoz y la aportación suplementaria de vitaminas del complejo B, vitamina A y ácido fólico, que ha servido de medida profiláctica.

Entre las causas más probables de la epidemia están la nutricional, la tóxica y la biológica. El Ministerio de Salud Pública de Cuba concluye en su informe que la hipótesis más probable es la "tóxico-metabólica", con un componente nutricional dado por el déficit de algunas vitaminas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 11 de septiembre de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50