Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kohl pide a los alemanes que trabajen más horas y retrasen la jubilación

El canciller alemán, Helmut Kohl, recurrió ayer a los "valores tradicionales de trabajo y ahorro" y a "las virtudes de los fundadores de la República" para sensibilizar a sus compatriotas acerca de la necesidad de "reorientar todos los componentes sociales para poder enfrentarse a los desafíos del futuro". Sin pelos en la lengua, Kohl aprovechó la presentación del Informe de conisolidación para plantear el aumento del horario laboral, el retraso de la jubilación, la incorporación al trabajo a una edad más temprana e incluso volver a trabajar los sábados.El informe, un documento con todos los tintes de programa electoral con el que el Gobierno de Kohl trata de atajar el déficit público y "volver a los niveles de la reunificación", contempla el recorte de las subvenciones a empresas estatales, la privatización de los ferrocarriles y de Correos y la creación de nuevos impuestos, entre ellos uno de carácter ecológico contra las emisiones de anhídrido carbónico.

El canciller expuso sus dudas sobre la viabilidad de la red de protección social, en especial sobre las pensiones y la sanidad.

Página 32

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de septiembre de 1993

Más información

  • El Gobierno de Bonn planea privatizar los ferrocarriles y el correo