Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turquía concentra tropas en la frontera con Armenia y pide su salida de Azerbaiyán

La alarma que ha provocado en Turquía el avance incontenible de las tropas armenias hacia el interior de Azerbaiyán y el simultáneo aumento de movimientos militares iraníes en la zona limítrofe entre Irán y Azerbaiyán han llevado al Gobierno de Ankara a concentrar tropas en su frontera con Armenia y a colocarlas en estado de alerta, según fuentes militares turcas citadas por la agencia semioficial Anatolia. Turquía ha exigido a los armenios que desalojen los territorios azeríes ocupados.

El presidente turco, Suleimán Demirel, la primera ministra, Tansu Çiller; varios miembros del Gabinete, y el vicecomandante de las Fuerzas Armadas turcas mantuvieron una reunión de urgencia el jueves a propósito de la crisis entre Armenia y Azerbaiyán en la que se adoptó la decisión de emitir un comunicado, difundido ayer, en el que Turquía advierte oficialmente a los armenios que deben retirarse "inmediatamente y sin condiciones" de los territorios que han conquistado en Azerbaiyán. El comunicado indica, asimismo, que Turquía ha tomado medidas para la "protección de la seguridad" del territorio nacional y de "la independencia y la integridad territorial de Azerbaiyán". El mismo comunicado alerta sobre la posibilidad de que el conflicto por el control del Alto Karabaj "es susceptible de degenerar" en un conflicto internacional.

Actividades militares

Las tropas turcas desplegadas en la frontera con Armenia tienen orden de "estar preparadas para desarrollar cualquier misión que les sea encomendada". La Fuerza Aérea turca sobrevuela la zona en misiones de reconocimiento. "Ante los acontecimientos que se desarrollan en la región, que afectan muy de cerca a intereses turcos, las actividades militares citadas son absolutamente normales", declaró una fuente militar turca.El dirigente azerbaiyano Heydar Alíyev, por su parte, solicitó ayer a Irán que intervenga ante los dirigentes de Armenia "para poner fin a las agresiones armenias contra Azerbaiyán", según anuncio ayer la radio estatal iraní. Alíyev, el nuevo hombre fuerte del Gobierno azerbaiyano, solicitó a Teherán, en conversación telefónica con el ministro de Exteriores iraní, Alí Akbar Velayati, que "reafirmara ante las autoridades armenias la necesidad de detener las agresiones en su país", a la vista de la "presente complicación de la situación". El jefe de la diplomacia iraní expresó a Alíyev, por su parte, la firme oposición iraní a toda agresión armenia contra Azerbaiyán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de septiembre de 1993