Solana y Kinkel esperan superar los obstáculos para construir una Europa unida

España y Alemania esperan de la próxima cumbre de la CE nuevos ímpetus para la construcción de la Europa unida y confían en que se consiga poner a flote las economías nacionales y comunitaria tras la grave crisis actual. Estas cuestiones, y el modo de contribuir a una solución del conflicto de Bosnia, centraron la reunión que celebraron ayer los ministros de Asuntos Exteriores español, Javier Solana, y alemán, Klaus Kinkel, en el lago de Constanza, al sur de Alemania.Ambos destacaron las buenas relaciones entre España y Alemania -"gracias a Dios, totalmente libres de problemas", en palabras de Kinkely reconocieron las dificultades económicas de Europa, pero confiaron en la cumbre de Bruselas del próximo octubre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 28 de agosto de 1993.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50