Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica graba a 10.000 españoles para futuros servicios inteligente

La compañía registra los acentos castellanos para que sus ordenadores reconozcan órdenes habladas

Más de 4.000 personas han respondido ya a un misterioso anuncio que comenzó a insertarse en julio en los periódicos regionales con este reclamo: "Dona tu voz a la ciencia". ¿El objetivo? El archivo de acentos del castellano que Telefónica I + D (Investigación y Desarrollo) está creando para en años próximos poner en marcha servicios de información telefónica -noticias, meteorología, movimientos bancarios...- a través de ordenadores que saben leer e interpretar órdenes habladas.

En cuestión de meses, los usuarios podrán entrar en bases de datos y entresacar informaciones concretas con sólo hablar por teléfono con un ordenador, sin ninguna mediación humana. Ni siquiera habrá que esforzarse en pronunciar bien. Ahora, por ejemplo,, el Instituto Nacional de Administraciones Públicas y la Universidad Nacional de Educación a Distancia ya ofrecen información automática por teléfono, distinta según se pronuncie un 1, un 2 o un 3. Lo que el departamento de Tecnología del Habla de Telefónica I + D pretende es poner en marcha servicios con ordenadores que reconozcan órdenes más complejas, desde nombres de provincias a nombres de personas o letras. De forma que, por ejemplo, se pueda decir "Valladolid-sábado" para pedir información meteorológica en la zona de Valladolid el próximo sábado. O bien decir "Juan Gómez Alvarado" para que un ordenador conteste con la nota de selectividad que esa persona ha obtenido.Pero puede ser que el usuario le diga al ordenador: "tre" y "sero", en vez de tres y cero. O pronuncie "Valladolí". O "Alvarao". Daniel Tapias, investigador del departamento de Tecnología del Habla de Telefónica I + D, explica que para que el ordenador identifique esas órdenes sin el más mínimo error o bloqueo, ha de ser entrenado previamente. Y para ese entrenamiento se necesita tener recogida la más amplia gama de pronunciaciones del castellano de una serie de palabras claves.

De ahí las grabaciones que está realizando Telefónica en toda España, desde julio y hasta octubre. Cada semana en una zona. Hasta ahora ha registrado la pronunciación de 4.000 personas de Castilla y León, Aragón, Cataluña, Andalucía, Baleares y Canarias. El recorrido continuará hasta llegar a las 10.000 llamadas (que son gratuitas), los 10.000 registros de voz.

Pronunciación natural

"La gente está respondiendo muy bien", dice Daniel Tapias. "El 85% contesta a todas las preguntas". A la gente se le pide que hable con naturalidad, que no se esfuerce en absoluto en pronunciar bien, que conteste como habla normalmente. Se le pide que diga 25 palabras: los números del 0 al 9; el nombre de cuatro provincias y de una comunidad áutónoina;, las palabras sí o no; dos órdenes del estilo de "ayuda", "repetir", "atrás", "ya", "fin", "adiós", "borrar" o "corregir"; su nombre y apellidos; su número de teléfono y un número de carné de identidad inventado. Hay casos muy curiosos. "En Sevilla, por ejemplo", recuerda Tapias, "cuando a la gente le pedías que dijera tres, decía tres perfectamente; pero a la hora de decir su teléfono, pronunciaba tre-tre-cuatro... Se trata de recoger el habla lo más natural posible".

La otra parte de los futuros servicios telefónicos, el ordenador que solito va leyendo, se encuentra ya muy desarrollada. Ya es posible escuchar a un ordenador, con una voz poco metálica, que lee textos entonando con cierta naturalidad y haciendo sus propias pausas para dar incluso la humana sensación de que necesita respirar. Ha sido una de las partes más difíciles de la instrucción del aparato: enseñarle a respirar y a cambiar de entonación.

El paso final será que los ordenadores hagan reconocimientos fonéticos; es decir, que reconozcan frases y puedan entablar conversaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de agosto de 1993