Un gran incendio provocado arrasa las proximidades de Palma de Mallorca

La sierra de Na Burguesa, una zona natural lindante con el municipio turístico de Calvià (Mallorca), a 10 minutos de Palma, ardió anoche como una tea a consecuencia de un gravísimo siniestro forestal provocado a media tarde. Al cierre de esta edición, las avionetas que intentaban sofocar las llamas se retiraban por la falta de luz y estaba previsto que reanudaran las tareas de extinción a la salida del sol. Dos jóvenes fueron detenidos como presuntos autores del siniestro una hora después de comenzar el fuego.

Diferentes núcleos turísticos cercanos al siniestro estaban siendo especialmente vigilados para evitar cualquier incidente personal. Varias líneas de fuego alcanzaban más de cinco, kilómetros de amplitud, y avanzaban empujadas por una fuerte brisa nocturna. La costa d'en Blanes Son Boronat y Son Falconer fueron las áreas más afectadas. Una línea de alta tensión fue cortada por las llamas, que se acercaron peligrosamente a un centro de repetidores cercano a Calvià."Han quemado el parque público. El fuego ha consumido el bosque que era de la gente", manifestaba anoche Sebastián Lora, portavoz del Ayuntamiento de Calviá. En el edificio se instaló el puesto de mando y control. Al mismo acudían numerosos vecinos alarmados que estaban dispuestos a colaborar en lo que fuera necesario.

Juan Pérez, un electricista de 40 años nacido en Calvià, no podía contener su desespero: "Jamás en mi vida he visto en esta zona tan castigada por el fuego un desastre como este". Sólo durante el presente verano, los bosques del municipio de Calviá han sido arrasados en diez ocasiones. La mayoría de las veces, los incendios fueron intencionados o provocados.

La policía informó que una hora después de detectarse el violento fuego, habían sido detenidos Jorge Nova Martínez y José García Pascual como presuntos autores del siniestro. Ambos jóvenes, de entre 16 y 18 años, fueron vistos cuando abandonaban la zona del incendio vestidos con atuendos de camuflaje militar. En este área de Mallorca se han producido quince incendios desde Semana Santa.

Los técnicos de la Consejería de Agricultura señalaron que este incendio era gravísimo, de difícil control. Las laderas destrozadas por las llamas, destinadas a ser reserva o parque de dominio público, no habían sido urbanizadas ni parceladas. Por ello los frentes de fuego avanzaban fácilmente empujados por la brisa. No se han dado momentos de gran alarma, y tan sólo se tiene constancia de relativo peligro vivido por un grupo de cinco bomberos que estuvieron a punto de quedar cercados por las llamas. El viento ha cambiado en diferentes momentos.

Los aviones contra incendios y la práctica totalidad de los efectivos de los parques de bomberos de toda la isla de Mallorca lucharon sin éxito contra el que ha sido considerado el mayor incendio de este año y uno de los más importantes de los padecidos en la isla de Mallorca.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS