_
_
_
_
_
Crítica:FLAMENCO RECITAL DE TARANTO Y RIQUENI
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Aromas trianeros

Paco Taranto rebasa, aunque no mucho, los 50 años de vida; Rafael Riqueni, de 31, es guitarrista a quien el éxito ha comenzado a sonreírle. Ambos son trianeros, y se les nota. Triana confiere a cuantos oficiantes de lo jondo salen de allí capacidad de seducción y distinción.Taranto se ajusta perfectamente a este modelo. Es un cantaor completo, preocupado por el buen conocimiento de los estilos, que interpreta según su personal saber y entender. Como buen trianero, frecuenta los cantes de ese cuño, en los es verdadero especialista. Así ocurre con la soleá de los alfareros, o del Zurraque; soleá creada por cantaores payos de Triana -centro solearero por excelencia-, y tan distinta de la soleá de los gitanos. Aquélla se hallaba casi olvidada, y Taranco, uno de sus más afortunados intérpretes, contribuyó a su recuperación.

Noches flamencas

Veranos de la Villa: Noches flamencas. Cante: Paco Taranto. Toque: Rafael Riqueni. Madrid, 30 de julio.

También fue uno de los primeros en impulsar el boom de las sevillanas, en un tiempo en que la sevillana está tan machacada por el uso y el abuso que uno cree estar escuchando siempre la misma.

Quizás abusó en esta ocasión, pues no parecen pertinentes dos tandas de un género más bien folclórico en un recital flamenco, pero se ve que a él le gusta y lo hace. Repitió también fandangos de diverso cuño, destacando uno de Antonio el Sevillano. No me gustó tanto en otros palos. La granaína, por ejemplo, a mi entender la desvirtúa; y en las bulerías se fue al cuplé edulcorado...

Riqueni le hizo un acompañamiento de maravilla. Dedicado casi exclusivamente al concierto, sólo de tarde en tarde tenemos ocasión de oírle tocar para el cante. Y es una pena, porque también en ello es un maestro. Hace un toque muy trianero, de absoluto servicio al cante, lo que no no s priva de falsetas de ensueño cuando al cantaor le conviene un respiro. Riqueni se comportó como un sabio en tan difícil menester.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_