Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gibraltar reconoce más derechos a los trabajadores españoles que a los británicos

Los trabajadores españoles tendrán más derechos en Gibraltar que los del Reino Unido, según ha decretado el ministro principal gibraltareño, Joe Bossano. Los súbditos británicos que lleguen al Peñóncon el propósito de buscar empleo recibirán igual trato que, por ejemplo, los emigrantes marroquíes, mientras que los de otras nacionalidades comunitarias, incluyendo España, disfrutarán de plenos derechos y tendrán preferencia.

El decreto-ley firmado por Joe Bossano ha sido publicado en la última edición del Boletín Oficial de Gibraltar y tiene efectos desde el día primero de este mes. La Justificación oficial es que, en contraste con el creciente desempleo en Gibraltar, gran número de británicos encuentran trabajo en el Peñón sin dificultades, mientras otras personas, incluidos los propios gibraltareños, tienen que enfrentarse a muchas dificultades.El Gobierno de Bossano parece reaccionar así al reciente dictamen del Tribunal Europeo de Justicia, que rechazó -con el apoyo británico, entre otros- que el Ejecutivo de Gibraltar pudiera interponer un recurso contra una directiva de la CE que afecta al tráfico aéreo en el aeropuerto del istmo.

La tesis del Gobierno de Bossano se centra en que si Gibraltar no puede actuar como si fuera un "Estado miembro", y es considerado como parte del Reino Unido para cuestiones comunitarias, entonces las relaciones Gibraltar-Reino Unido serán tratadas como una cuestión interna, y no como una cuestión Estado-Estado. Por tanto, las obligaciones de Gibraltar se limitan a no discriminar a los otros 11 Estados de la CE.

En la práctica, los ciudadanos del Reino Unido que lleguen al Peñón en busca de empleo deberán pasarse por el Departamento de Empleo que controla el Gobierno de Bossano, donde preferentemente los puestos de trabajo serán otorgados a trabajadores gibraltareños y de otras nacionalidades comunitarias. Por contra, a los del Reino Unido se les aplicarán los mismos derechos que a los de países no comunitarios, como Marruecos.

El desempleo en Gibraltar, aunque se sitúa solamente en un 6%, preocupa a las autoridades del Peñón. La retirada paulatina de efectivos del Ministerio británico de Defensa ha creado una situación negativa, que se complica por la recesión mundial y que afecta a Gibraltar como no había ocurrido antaño, cuando existía una mayor dependencia del presupuesto de Defensa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de julio de 1993

Más información

  • Bossano replica al Reino Unido por su apoyo a una directiva de la CE