Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Frei se afianza en las primarias como favorito ante las presidenciales chilenas

El senador democristiano y presidente de su partido, Eduardo Frei, fue elegido candidato único de la coalición gobernante para la elección presidencial de diciembre al triunfar en la primaria celebrada el domingo con algo más del 60% de los votos, mientras su contendiente, el líder izquierdista Ricardo Lagos, logró cerca del 40%. "Me siento asumiendo una tremenda responsabilidad, con la fuerza necesaria para hacerlo", dijo Frei, quien, según las encuestas, se impondrá también con holgura en diciembre y sucederá en el cargo al actual jefe del Estado, Patricio Aylwin.

En la votación de los militantes de los varios partidos de Gobierno, Frei logró 60,4% y, en la de los adherentes, un 63,8%, frente al 39,6% y 36,1% que, respectivamente, alcanzó Lagos. Lo amplio de la victoria le deja expedito el camino hacia el palacio presidencial, ante una oposición que, en la derecha, se debate en pugnas internas y, en la izquierda, es minoritaria.Aunque el candidato presidencial de la coalición de Gobierno será elegido en una convención a celebrar el próximo domingo, se descarta que pueda haber sorpresas. Un 60% de los 3.000 delegados que participarán en ella serán elegidos según el resultado de la primaria y el 40% restante de acuerdo a la proporción de votos obtenida por los partidos en las municipales de 1992, lo que asegura el triunfo de Frei.

Lagos, un dirigente con larga trayectoria en la lucha contra la dictadura y ex ministro de Educación de Aylwin, aparecía como el único candidato de peso ante Frei. El domingo, sin embargo, admitió de inmediato la derrota y después de felicitar a su rival afirmó que su voto será ahora para Frei.

"Ha terminado la competencia con Eduardo Frei y ha comenzado la colaboración con su Gobierno", afirmó Lagos. Pese a la abrumadora ventaja que las encuestas le asignan sobre sus opositores, Frei negó sentirse ya presidente y afirmó que no interferirá en las decisiones del Gobierno, al que le faltan diez meses para terminar su periodo.

Hijo del fallecido ex presidente democristiano Eduardo Frei, que fue jefe del Estado entre 1964 y 1970, el candidato de la coalición de Gobierno, ingeniero de profesión, abandonó su actividad empresarial y se dedicó de lleno a la política durante la etapa final de la dictadura de Pinochet. Derrotado por Aylwin en la primaria de su partido para la elección presidencial de 1989, fue elegido ese mismo año senador por Santiago y luego presidente de la Democracia Cristiana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de mayo de 1993

Más información

  • La elección de diciembre será un paseo para el líder democristiano