Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fotonoticia:

El odio acabó con el amor

La musulmana Admira Ismic y el serbio Bosko Brckic eran una pareja de bosnios de 25 años a quienes la guerra de serbios contra musulmanes en Bosnia no pudo separar. La vida se les había hecho insoportable bajo los bombardeos de Sarajevo y juntos planearon huir de la asediada capital. El pasado día 19 fue el elegido para cruzar, con unas pocas pertenencias, la tierra de nadie en las inmediaciones del puente de Vrbana. La desesperada carrera hacia territorio serbio, donde esperaban al menos vivir alejados de la guerra, fue detenida para siempre por unas ráfagas de disparos de los propios sitiadores serbios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de mayo de 1993