El desgaste del fuselaje originó la caída de la avioneta

El desgaste del material del fuselaje pudo originar el desprendimiento del ala de una avioneta, que provocó su caída cuando sobrevolaba Móstoles con dos tripulantes a bordo el domingo. Ésta es la conclusión de varios pilotos, previa a la investigación que ayer abrió la comisión de Aviación Civil sobre el siniestro.

Compañeros de los dos pilotos que murieron en el accidente añadieron que el avión, de la compañía Aerojaén, era un motovelero de calidad, revisado cíclicamente en el aeródromo de Cuatro Vientos. Sin embargo, miembros del aeroclub indicaron que, al haber estado volando todo el fin de semana, el aparato estuvo sometido a un sobreesfuerzo, letal para su estructura de madera. Uno de los fallecidos, Carlos Corpiña, de 65 años, sufrió hace dos años otro percance cuando volaba con un ultraligero. La otra víctima, Joseph Mohamed, de 33 años, era un instructor de vuelo que trabajaba para varias compañías aéreas.

La Asociación Española de Navegación Aérea (AENA) aseguró ayer que hasta dentro de 15 días no se sabrán las causas exactas que originaron que el motovelero se estrellara en una finca entre Móstoles y Villaviciosa. El siniestro es el primero en Cuatro Vientos desde hace cinco años.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS